19 Nov. 2017 | 14:45
19 Nov. 2017 | 14:45
Ley de Leyes

Celebra Vidal: Es Ley el Presupuesto 2018

  •   |  
  • La Legislatura provincial aprobó el proyecto que prevé gastos y recursos para el próximo año, la Ley Impositiva y el Pacto Fiscal con los municipios. En Diputados, La Cámpora y el peronismo experimentaron nuevas fracturas internas.

    El Senado sancionó el paquete de leyes, tras la aprobación en Diputados.
    El Senado sancionó el paquete de leyes, tras la aprobación en Diputados.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) El Presupuesto 2018, la Ley Impositiva y el Acuerdo Fiscal con los municipios fueron aprobados este martes en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, luego de un día de intenso debate parlamentario.

    De este modo, las iniciativas que habían ingresado a fines de octubre, resultaron sancionadas en menos de veinte días, lo que constituye un tiempo récord para satisfacción de la gobernadora María Eugenia Vidal.

    El paquete de leyes se discutió inicialmente en la Cámara de Diputados. Cambiemos contó con el acompañamiento del GEN y el Frente Renovador, espacio que apoyó la votación en general, pero en particular se opuso a una serie de artículos de la Ley Impositiva.

    En ese marco, el presidente de la Comisión de Presupuesto e Impuestos, Marcelo Daletto, brindó en detalle los lineamientos de la iniciativa y, en especial, defendió el pedido de endeudamiento.

    “Necesitamos la deuda para pagar el vencimiento de capital y para pagar el déficit que se origina por la obra pública. Votar en contra del endeudamiento es votar en contra de la obra pública”, aseguró, y consignó: “Es un presupuesto que prevé baja de impuesto, aumento de gasto social y de obras”.

    La bancada del FpV, dominada por La Cámpora, exhibió sus diferencias. Tal como lo habían anticipado en un comunicado, diez de los 17 legisladores se opusieron a la iniciativa.

    Las posiciones encontradas también se plasmaron en el bloque FpV-PJ, cuyo presidente Walter Abarca rechazó acompañar las iniciativas, respaldado por otros tres integrantes del espacio.

    A lo largo de un encendido discurso, el legislador oriundo de Saladillo cuestionó con dureza el apuro para tratar la Ley de leyes, sin esperar la rúbrica del acuerdo el próximo jueves entre Nación y Provincia por el Fondo del Conurbano que, en principio, le permitiría a Vidal disponer de 40 mil millones de pesos en 2018.

    “A cuatro días de votar el presupuesto, se anuncia un acuerdo con Nación que cambia sustancialmente los recursos. Hoy no sabemos cuál es el cálculo de recursos de la provincia. Hubiera sido bueno esperar al jueves”, apuntó.

    Al respecto, recordó que “la demanda en la Corte Suprema es por 460 mil millones de pesos”, pero “(Hernán) Lacunza dice que va por 65 mil millones de pesos”, por lo que consideró una “muy mala estrategia si la gobernadora arregla por el 5 % de lo que está reclamando”.

    “El apuro de votar esto es por tener los recursos de libre disponibilidad”, matizó, y arremetió: “El presupuesto es un dibujo, no es transparente. No está claro cuántos son los recursos que va a tener la provincia”.

    Además, explicitó su rechazo respecto al Régimen de Responsabilidad Fiscal con los municipios. “Esto es un avasallamiento a los municipios. No me da la cara para votar una ley donde le voy a tener que decir a los intendentes que tienen que pedir permiso para contratar a una persona”, señaló.

    Tras la aprobación en la Cámara baja, el Presupuesto 2018, la Ley Impositiva y el Pacto Fiscal fueron sancionados en la Cámara de Senadores, donde sólo el bloque del FpV-PJ se pronunció en contra.

    Los números de la Ley de Leyes

    El Presupuesto 2018 prevé gastos por $ 630 mil millones y un endeudamiento por $ 59 mil millones, que trepa hasta los $ 85 mil millones si se contemplan las distintas solicitudes para tomar crédito con organismos internacionales.

    A su vez, prevé un déficit de $ 30 mil millones. Con notorio optimismo, desde el oficialismo recordaron que para 2017 se había previsto un déficit de $ 35 mil millones, que terminará siendo aproximadamente de $ 28 mil millones.

    En tanto, la Ley Impositiva propone una reducción en materia de Ingresos Brutos y Sellos, y alzas del 50 % promedio en el Inmobiliario Urbano y Rural. La administración de Vidal resolvió actualizar los valores del impuesto inmobiliario, al hacer hincapié en “la distorsión” generada durante los años de kirchnerismo.

    Por consiguiente, la norma fija topes para que el alza promedio del impuesto no provoque de manera sustancial a los contribuyentes. En promedio, el inmobiliario urbano subirá un 56 %, mientras que el inmobiliario rural registrará un alza del 50 %.

    Respecto al Fondo Educativo, uno de los principales puntos más controversiales durante las dos semanas de discusión, se modificó el mínimo del 85 % que los intendentes debían destinar a infraestructura escolar. En definitiva, se instrumentará un índice de libre disponibilidad para los municipios del interior bonaerense reduciéndose ese tope al 40 %, y otro para los municipios del conurbano, que será del 50 %.

    A la espera del acuerdo entre Nación y Provincia por el Fondo del Conurbano, a partir del cual las arcas bonaerenses se beneficiarían con $ 40 mil millones en 2018, los intendentes dispondrán de $ 3.200 millones en concepto de coparticipación.

    Régimen de Responsabilidad Fiscal de los Municipios

    A partir de la modificación del Régimen Provincial de Responsabilidad Fiscal Municipal, la Provincia instrumentará “reglas claras y de transparencia sobre el gasto y los ingresos públicos municipales”.

    La iniciativa consiste en una serie de condiciones para que las comunas puedan tomar deuda, vinculadas al control de gastos y empleados. En efecto, el texto “actualiza un conjunto de pautas y parámetros que permitan un manejo prudente de las finanzas públicas”, que apuntan a mantener constante el gasto corriente primario en términos reales, de modo tal que la tasa nominal del incremento del gasto corriente primario no debe superar a la variación del IPC; limitar los cargos públicos respecto a la población; y neutralizar el aumento del gasto corriente permanente durante los últimos seis meses de gestión de cada gobierno”.

    Una vez que los municipios adhieran a la ley, estarán en condiciones de contraer “nuevos endeudamientos y/u otorgamiento de avales y garantías y/o suscribir a contratos de fideicomisos y/u obtener ayudas financieras”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales