13 Nov. 2018 | 20:03
13 Nov. 2018 | 20:03
Opinión

Tercera ley de Newton (acción y reacción)

  •   |  
  • Siempre crítico del oficialismo, el autor analiza el retorno del FMI a la Argentina en un contexto económico de endeudamiento que a su entender beneficia a los que más tienen y empobrece a las clases media y baja.

    El presidente en Olivos junto a la directora del FMI, Christine Legarde.
    El presidente en Olivos junto a la directora del FMI, Christine Legarde.

    Observemos con serenidad el desarrollo de los acontecimientos en nuestro país. La política llevada a cabo por la actual administración realmente es nefasta en todo sentido. Que el presidente sea felicitado por el FMI o por el gobierno de USA, es nada más y nada menos que la ruina del país y de sus habitantes. 

    Es indudable que el perjuicio que sufre la sociedad debido a la forma de distribución de la riqueza, que se manifiesta en desocupación, caída del consumo, destrucción de la industria manufacturera nacional, la eliminación de impuestos a los bienes personales, a los bienes suntuarios, a los mecanismos de control que facilitan la evasión de impuestos de quienes tienen más (algo repetido hasta el cansancio), hacen inclinar peligrosamente la balanza hacia el sector más concentrado de la economía y somete a las clases más débiles a perjuicios que incluyen la pauperización profunda, deserción escolar, desnutrición, pérdida de la capacidad productiva del individuo, crisis moral que incluye la destrucción de la familia. Podemos decir que se está llevando un genocidio en beneficio de las clases más acomodadas de nuestro país. 

    Sí ciudadano, sabemos que es difícil conformar a todos, pero de esta manera no se conforma a nadie. El gobierno anterior fue criticado intensamente por ciertas prácticas –reales o no- que hoy se llevan a cabo por quienes fueron los críticos y son los actuales gobernantes. Muchos de los de abajo, beneficiarios de las política implementadas adhirieron a esas críticas. Hoy sin admitirlo, sufren la pérdida de derechos que mucho tiempo y sangre costaron conseguir y se auto engañan diciendo hay que darle tiempo porque los anteriores “se robaron todo”. Es difícil hacer pensar a quienes no están capacitados para hacerlo, y más aún cuando no quieren pensar, y niegan la realidad. Volver al hogar sin aportar nada a la mesa después de una jornada de búsqueda de una changa, es por lo menos, dramático. 

    La economía es comparable a una rueda que se mueve generando trabajo y riqueza mediante el consumo de bienes y servicios. La intervención del Estado es fundamental para sostener el movimiento económico, que rechazan aquellos que se quedan con todo lo que se produce. Arguyen que los que abajo quieren ganar cada día más sin merecerlo. Quienes piensan distinto, como LaRousch (economista norteamericano) equilibran la balanza argumentando que la distribución de la riqueza se favorece con salarios altos, a los que le siguen un crecimiento y progreso integral de la sociedad. Aunque no perfecto, el sistema propuesto funcionaría mejor que el actual. Hoy, los ricos son cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. Cuando no se tiene el alimento adecuado a edad temprana, se pierde la capacidad de desarrollarse en forma física e intelectual, perdiendo para siempre esas posibilidades. Las próximas generaciones-de seguir con las políticas actuales- serán intelectualmente y físicamente deficientes, lo que redundará en la más profunda pobreza, no habrá mano de obra calificada, tampoco gente que piense, aquí, en el país de la comida. 

    Nos vamos acercando a un desnivel en dónde la 3ra ley de Newton será una realidad: la reacción del hambre consecuencia de la falta de trabajo, será imparable ¿por qué? Porque ya no estamos en la era de los esclavos, hay organizaciones que defienden sus derechos (a pesar de las traiciones), hombres que estuvieron mejor que ahora, que piensan en el bien común, eso no se puede negar. ¿Tiene Ud. alguna duda ciudadano?

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales