19 Sep. 2018 | 23:35
19 Sep. 2018 | 23:35
Déficit de larga data

Macri presentó los resultados de la prueba Aprender 2017: “Todavía nos cuesta matemática”

  •   |  
  • “Queremos trabajar con la verdad sobre la mesa, en equipo y pensando siempre en los chicos”, destacó el Presidente de la Nación, quien destacó que tras un “muy mal” primer test, se visualizó un “avance de los alumnos en lengua, ciencias naturales y ciencias sociales”.

    El mensaje del Jefe de Estado.
    El mensaje del Jefe de Estado.

    CAMPANA-BUENOS AIRES (ANDigital) El presidente Mauricio Macri destacó el avance de los alumnos en lengua, ciencias naturales y ciencias sociales obtenidos en la prueba Aprender 2017 y remarcó que cada vez son más “los que queremos trabajar con la verdad sobre la mesa, en equipo y pensando siempre en los chicos”.

    “Quiero felicitar a los maestros por haber sido parte de este primer paso importante que hemos dado”, puntualizó el Jefe de Estado en un acto que encabezó en la Escuela Eduardo Costa de la ciudad bonaerense de Campana.

    Participaron la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, y el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, entre otros funcionarios.

    Aprender 2017 es la prueba de evaluación que el Gobierno realizó a estudiantes primarios y secundarios que registró una mejora en los niveles de aprendizaje respecto del primer test realizado el año anterior.

    Participaron de esta prueba 309 mil estudiantes de quinto y sexto año del nivel secundario quienes fueron evaluados en lengua y matemática en más de 10 mil establecimientos.

    También fueron examinados 568 mil alumnos de sexto grado de primaria, en ciencias naturales y sociales, en más de 19 mil escuelas.

    “El primer resultado fue muy malo” ya que “comprobamos que casi la mayoría de los chicos que se recibían, la mitad de los que habían comenzado, no comprendían textos al terminar su formación”, admitió el líder PRO.

    Señaló que esa situación era conocida por los padres “porque veían a sus hijos, que aun pasando de grado, no leían de corrido muy bien, y no lograban terminar de aprender las tablas”.

    “Con toda esa información y esos datos, no nos quedamos ahí: detrás de cada uno de esos números hay chicas y chicos que necesitan algo adicional”, añadió, para luego dar cuenta que a partir de ese panorama el Gobierno preparó “nuevas herramientas y propuestas y le enviamos a cada directora fortalezas, debilidades y desafíos que tenían que encarar”.

    “Por suerte, nueve de cada diez directoras trabajaron con esa información y produjeron ese cambio de tendencia, en ciencias sociales, naturales y lengua. Todavía nos cuesta matemática, pero esto fue de siempre”, enfatizó.

    El Presidente subrayó que “no hay ninguna herramienta que logre mejor igualdad de oportunidades que la buena educación, especialmente la que es pública y de calidad”.

    Y en ese sentido, puntualizó que la buena educación resulta “fundamental, especialmente hoy que vivimos en el mundo un tiempo en el cual estamos sometidos a una revolución tecnológica con empleos que desaparecen y otros que se generan”.

    Sostuvo que la prueba Aprender “es un gran punto de partida porque demuestra que no teniéndole miedo a la verdad, y poniendo la información sobre la mesa podemos cambiar la realidad”.

    “A lo que debemos tenerle miedo es a que nuestros chicos no aprendan, y peor, que no terminen el colegio, que es lo que pasa en la mitad de los casos”, advirtió.

    Acto seguido, afirmó que la mejora en el nivel de aprendizaje es producto de “una nueva apuesta fuerte a la capacitación docente” y el hecho de haber incorporado más información sobre los alumnos para saber la magnitud de cada problema que pudiesen tener en su vida familiar.

    Señaló como ejemplo “los hijos de madres y padres adolescentes y los chicos que trabajan, donde vimos que los resultados de los que trabajan son peores, lamentablemente, de los que no lo hacen”.

    “Hay que tener algún abordaje diferencial para que todos puedan recorrer este camino de la formación y estoy convencido de que esta es la única manera, el único camino”, cerró Macri.

    Por su parte, Finocchiaro dijo que los avances que registraron los alumnos en la última medición se deben a las acciones que tomó el exministro de Educación, Esteban Bullrich, “de poner el foco en la capacitación docente en comprensión lectora y lenguaje y comunicación”.

    “Lo segundo fue el efecto que trajo el primer operativo Aprender, porque hubo una reacción absolutamente sana, saludable del sistema educativo” y con los datos obtenidos “los directivos y docentes con vocación verdadera trabajaron para que esto cambiase, y cambió”, prosiguió.

    Alertó que “no quiere decir que está todo hecho” sino que “sabemos que evaluando aprendemos y podemos planificar políticas públicas de largo plazo”.

    De acuerdo a lo informado oficialmente, en lengua hubo avances respecto de los últimos años con un pico de mejora en la última medición, ya que seis de cada diez estudiantes se encuentran en los niveles de logro más altos (satisfactorio y avanzado).

    Ese crecimiento fue verificado en escuelas rurales, urbanas, públicas y privadas.

    En tanto que el desempeño en matemática permanece por debajo de lo deseado: cuatro de cada diez alumnos del último año de secundaria reconocen solamente conceptos numéricos básicos y pueden resolver problemas simples de contenidos elementales.

    Tanto en primaria como en secundaria se observa que cuanto más temprano es el acceso al nivel inicial, los estudiantes alcanzan mejores niveles de desempeño en todas las áreas evaluadas.

    El informe destaca que más de 4500 escuelas de ambos niveles de todo el país ubicadas en zonas vulnerables superaron los resultados de la media nacional.

    Los estudiantes de nivel socioeconómico bajo obtienen menores desempeños que sus pares de nivel socioeconómico medio y alto, una situación que se produce tanto en escuelas estatales como de gestión privada.

    El trabajo toma en cuenta estudiantes en situación de trabajo, su pertenencia a hogares migrantes o indígenas, como también en condición de embarazo o maternidad.

    Alrededor de las tres cuartas partes del alumnado de ambos niveles declaró que se lleva bien con el resto de sus compañeros, contra el 26 por ciento del secundario y el 22 del primario que considera que lo hace solo con algunos o con ninguno.

    Tanto en primaria como en secundaria, seis de cada diez estudiantes afirman que en la escuela existen situaciones de discriminación por características personales o familiares y en la misma proporción que se producen situaciones de insultos, amenazas o agresiones entre ellos.

    En el nivel medio, la mitad asegura que los que sacan buenas notas o quienes repitieron algún año son molestados por compañeros; en tanto que en primaria la proporción asciende a seis de cada diez estudiantes en el primer caso y es igual en el segundo caso.

    A su vez, tres de cada diez alumnos de secundaria reportaron que se molesta a las mujeres por su condición de género.

    El 42 por ciento de los estudiantes de quinto y sexto años que participaron de Aprender proyecta trabajar y estudiar al finalizar la secundaria; el 46 afirma que seguirá cursando y el 5 por ciento que buscará empleo. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales