21 Jul. 2018 | 21:46
21 Jul. 2018 | 21:46
Opinión

De lo que nadie habla y las “verdades” de Pinocho Macri

  •   |  
  • Lapidario repaso del autor de las, a su entender, mentiras del presidente Mauricio Macri respecto al presente y futuro del país y su clase trabajadora.

    «No queda otro camino que el monopolio del Estado pero en forma integral, es decir, en todas las actividades de esta industria: la producción, la elaboración, el transporte y el comercio [...] sin monopolio del petróleo es difícil, diré más, es imposible para un organismo del Estado vencer en la lucha comercial las organizaciones del capital privado.» «Resulta inexplicable la existencia de ciudadanos que quieren enajenar nuestros depósitos de petróleo acordando concesiones de exploración y explotación al capital extranjero, para favorecer a éste con las crecidas ganancias que de tal actividad se obtiene, en lugar de reservar en absoluto tales beneficios para acrecentar el bienestar moral y material del pueblo argentino. Porque entregar nuestro petróleo es como entregar nuestra bandera.» Gral. Enrique Mosconi.

    ¡Cuánta razón tenía este patriota! Costó 70 años tener yacimientos, cinco destilerías, dos petroquímicas, flota fluvial y marítima petrolera, oleoductos, la distribución de combustibles y lubricantes en todo el país, hasta que el “riojano traidor y su runfla decidieron privatizar”. Lo mismo que al ente Agua y Energía y tantos otros “regalos a los privados”.

    El DNU 882/2017 firmado por Mauricio Macri establece la venta de acciones en manos del Estado de las usinas construidas durante la gestión anterior que incluyen térmicas y nucleares. Lo cual significaría dejar en manos de privados un factor de desarrollo a quienes solo les interesa el lucro personal y la concentración de la riqueza. Recordemos a Manuel Belgrano: “Los mercaderes que nos gobiernan, no conocen más patria, ni más rey, ni más religión que sus propios intereses”.

    ¿Recuerdan el cuento italiano Pinocho? Tenemos nuestra versión. Según el presidente luego de 27 meses de gestión de Cambiemos dijo que estamos mejor, que la pobreza bajó. Uno, que no es ninguna lumbrera, escuchó atónito los datos enunciados; con un poco de observación hemos podido ver la proliferación de comedores y merenderos que habían desaparecido ya en el año 2015, la reaparición de los cartoneros con sus carros de tracción a sangre (humana y equina), la desaparición de las caravanas de vehículos en dirección a sus respectivos trabajos, el pronunciado cierre de negocios muy notables según la zona, caída de la recaudación, etc. Agreguemos el aumento de los combustibles, gas, electricidad, la correspondiente corrida a los precios de artículos de consumo diarios, nuevos despidos y aumento de monotributistas y trabajo informal (sin contribuciones al sistema previsional), la suba de impuestos y la estrella infaltable: La Sra. Inflación. Ella no deja de comerse los ingresos de los que menos tienen y como corolario: el gobierno que no permite paritarias por encima del 15 % y en cuotas. El afán de disminuir el costo laboral a cualquier precio, solo conduce a situaciones peores cada día.

    Sigamos con la deuda que sigue creciendo a pasos agigantados, el déficit de la balanza comercial, todo para que “las clases media y baja dejen de tener privilegios que no les corresponden”, según los de arriba. Todo contribuye a la caída del consumo de alimentos (cada día más caros), con consecuencias que se verán en el futuro- La reaparición de enfermedades infecciosas (ej.: sarampión, hepatitis), el cercenamiento parcial del programa de vacunas, todo a la baja. Se puede sintetizar en una frase, “ellos creen que nos someten, que nos matan, pues bien, yo creo que los de Cambiemos se suicidan”

    ¿No cree Ud. ciudadano que vamos por un camino peligroso? ¿Todavía tiene esperanza de que ellos den marcha atrás?

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales