23 Jun. 2018 | 01:35
23 Jun. 2018 | 01:35
Opinión

Para guardar en los anales de la caradurez

  •   |  
  • El autor cuestiona la presentación en el Congreso del ministro Luis Caputo que terminara en escándalo, así como la defensa que hicieron miembros del gobierno de ese episodio. La avanzada contra la Justicia y la opción Vidal presidencial.

    La semana anterior quedó en la historia para no ser olvidada como uno de los hitos en los anales de la caradurez y corrupción vernácula. Ya en los inicios de la misma se conocía que el ministro Luis Caputo estaba siendo “coacheado” (palabra “cool” de nuevo cuño), durante muchas horas diarias para enfrentarse a la comisión de notables legislativos.

    Como era de esperar, el Ministro se defendió como gato entre la leña y mintió con cada respuesta, sacó al corner otras y no contestó muchas más. La acción del papelito la sacó de la galera, algo en que Jaime Durán Barba es un especialista. No hay duda que con la paupérrima actitud, tanto como inmoral (cabría analizar si le corresponde el calificativo de “delictiva”), quiso tomarnos por estúpidos, eso no se discute, como tampoco que se mofó de los presentes y de todos los ciudadanos que observan con mucha preocupación los acontecimientos y la próxima confirmación de la ruina del país; la defensa de Eduardo Amadeo de las acciones de Caputo es otro ejemplo de cinismo, de otra gran mentira que no se puede creer. Colaborando con lo mismo, los diarios oficialistas (La Nación y Clarín) dan como una victoria alcanzada por el “Ministro de Endeudamiento”. Cabe preguntarse si las comisiones de los préstamos obtenidos, están para acumular reservas offshore para que los actuales funcionarios se alimenten cuando hayan abandonado el país, porque esa parece ser una muy probable futura acción.

    La causa del ARA San Juan, es otro tópico en que queda muy claro no solo la incompetencia de los funcionarios políticos a nivel ministerial y del Ejecutivo, sino se destaca la indiferencia con que se trata el tema dado la idiosincrasia fenicia demostrada hasta el momento (solo los negocios cuentan, lo demás no importa).

    Recordemos el caso Cristóbal López, es algo muy evidente lo que sucede, negar la posibilidad de acordar una moratoria del grupo Indalo lo que desembocaría en una tan deseada quiebra, para después del desguace, comprarlo por chauchas el Grupo Macri (algo no difícil de inferir dado el enojo y el deseo del presidente). Pero claro, siempre y cuando la Justica falle a favor de ese vehemente deseo.

    Otra resonante acción es el desplazamiento de uno de los fiscales de la causa del Correo Argentino, tal funcionario judicial había imputado a Mauricio Macri y otros miembros de SOCMA; no se podía permitir que la causa avance. A pesar de la división de Poderes, la Justicia no debe fallar en contra de los intereses de la cáfila gubernativa. Con tropiezos el gobierno continúa su deletérea acción sobre nuestro país, todo eso ante la pasividad del pueblo que solo atina a refunfuñar y manifestar mal carácter a causa del acortamiento de los haberes, ergo: ya no se llega a fin de mes.

    Si bien hay algunos macristas arrepentidos, también hay quienes ante tal desilusión votarían a María Eugenia Vidal como presidente (video en Facebook), esa docente no sabe dónde está parada, es más, no debería ser docente alguien que no sabe discernir y por lo tanto enseñar a pensar a otros, cuando ella defiende el cambio de cara, pero no del tipo de política gubernativa. Todo aumenta, los precios, las tasas e impuestos, la fuga de capitales, la deuda, los actos de corrupción que se realizan a cara descubierta. Caputo, Juan José Aranguren, Nicolás Dujovne que no traen sus dineros del exterior y tienen la caradurez de pedir a empresarios extranjeros que traigan capitales para invertirlos aquí. Ellos no los traerán, aunque falta poco para llegar a tercer 2do semestre (casi 28 meses en el poder) y como decía mi abuela: “el pescado sin vender”.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales