18 Aug. 2018 | 03:10
18 Aug. 2018 | 03:10
Opinión

Volver a ser colonia (ahora gobierna el FMI)

  •   |  
  • Recesión, inflación, inseguridad y negocios para pocos... son algunos de los puntos que desarrolla el autor, siempre duramente crítico a la gestión de Cambiemos. 

    En caso de emergencia: FMI
    En caso de emergencia: FMI

    Anunciado con bombos y platillos, los bolsones traían globos amarillos, alegría, cambios, el retorno al mundo, progreso, bienestar; y el más grande de todos traía: honestidad. Otros que parecían muy pequeños, revanchismo, desprecio, burla hacia los de abajo, un gran deseo de ponerle el pié encima a la clase media (Macri dijo que la diferencia entre la clase superior y la media/baja, debía ser mayor).

    Así es ciudadano, ante el estupor de muchos que lo votaron, Mau fue llevando una destructiva política de todo aquello que con tanto esfuerzo –con virtudes y defectos- se fue construyendo. Varias veces manifestó que el costo salarial debía ser bajado, que él estaba harto de oír eso de “la distribución de la riqueza”. Que las PyMEs iban a ser defendidas, otro gran fiasco, “hay que reconvertirse” fue la respuesta y se produjo la apertura indiscriminada de la importación que aumenta día a día, al igual que el déficit de la balanza comercial. Sin decirlo, Mau cree que el Estado debe desaparecer, que no debe entorpecer los negocios de los privados, por esa misma razón ataca a la ANSES; produjo la engañifa de la “reparación histórica” que dio paso a facilitar la enajenación del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del sistema previsional. Agotar los fondos para luego declararlo insolvente y dejar el paso a las AFJP y en la miseria a los futuros jubilados; la jubilación será reemplazada por una pensión a la vejez, que tendrá el valor del 82 % de la jubilación mínima actual. Toda una ingeniería legal puesta al servicio del despojo a los trabajadores, para quedarse con dineros y fugarlos del país. Una de esas maniobras fue la venta de las acciones de Transener. Es necesario decir que los dividendos de las acciones en poder de la ANSES producen ingresos al FGS, que permiten actualizaciones en los haberes de jubilaciones y pensiones. Quedan u$s 40 mil millones en tal fondo, no son poco, Mau y los suyos quieren apropiarse de ellos, sin importar las consecuencias descriptas más arriba (“no hay nada personal, son solo negocios”, diría un mafioso, otro como él).

    Recordemos el affaire del Correo, la quiebra del Grupo Indalo, las aerolíneas low cost, la venta de bienes del Estado nacional relacionados con “emprendimientos sojeros”, las maniobras que generaron la fuga de más de u$s 12 mil millones de reservas y un largo etcétera. En el bolsón más grande que traían Mau y los suyos ¿qué encontramos? Dijeron que venían plenos de honestidad, eficiencia, ética, todas virtudes. ¿Fue así? La realidad indica que no. En el bolsón no había honestidad. El combate a la corrupción se focalizó sobre los actos del gobierno anterior (reales o supuestos) ¿Y por casa?

    La inseguridad, la ineficiencia en combatirla ausente, aumentan los primeros actos delictivos a causa de necesidades que no se pueden cumplir por carencia de trabajo y de oportunidades. Otra nueva: algo parecido al cuento del Ratón Pérez… “ahora las ratas se comen la marihuana”. Tampoco se puede tapar la campaña de Cambiemos financiada por el narcotráfico en la provincia de Entre Ríos, hecho que salpica al presidente y colaboradores.

    Mientras tanto, en lo de Mirtha Legrand dice que no puede dormir pensando en la pobreza, cuando en realidad se “mensajeaba” por WhatsApps con Lio Messi. ¡El país se incendia y Mau paveando con el celular!

    También fue negocio haber adoptado el precio internacional del petróleo, cuando en realidad el costo del extraído en nuestro país es en pesos. La consecuencia: bajó la prospección y producción, es más negocio para los privados importar petróleo y que el precio de los combustibles varíe con frecuencia. Todo contribuye a este maremágnum catastrófico conducido por un ato de inútiles que tienen en su mira solo negocios personales.

    Agreguemos la “sanata” propalada por la Michetti (como Fidel Pintos), ¿qué sucede mamma mía? ¡Se cayó la estantería!, ¿¡o San Pedro abrió el portón!?

    A Cambiemos le faltan varios tornillos, uno de ellos, el de “la honestidad PRO”. Si la Patria no está en peligro, ¿entonces en que situación está? Además Mau juró obediencia al FMI. ¿Qué otra traición debemos soportar de los mercaderes que nos gobiernan? ¡Argentinos: Unidad! ¡Se vienen tiempos más difíciles, las bases presionan! ¿La CGT también nos traiciona? Que no se fugue ningún dirigente de Cambiemos del país.-


    * * *

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales