23 Aug. 2019 | 14:42
23 Aug. 2019 | 14:42
Opinión

Siguen “pasando” cosas (malestar de muchos y abundancia para pocos)

  •   |  
  • En su primera columna del año que se inicia, el autor vuelve a cargar crítica y mordázmente sobre la figura del presidente Macri, a quien califica de fenicio al que “no le importa la felicidad de su pueblo, ni la grandeza de la Patria”.

    “Bueno es vitorear a la Patria, pero es mejor ayudarla a vivir contribuyendo a su engrandecimiento, progreso y bienestar”
    Gral. Enrique Mosconi (1877-1940)

    Palabras como las de este patriota, suenan sin sentido en el espíritu fenicio que mora en los actuales gobernantes; como tales, les conviene que sigamos siendo colonia. Rápidas ganancias con el pasamano y la timba. Aún de vacaciones el presidente Mauricio Macri, el país sigue a la deriva (según quiere el mercado) Cada vez más desocupados, más hambre, más deuda. Continúa la caída en la destrucción de la industria; hay que destacar que el grupo gobernante ha logrado uno de sus máximos objetivos: el costo en dólares o salario real ha bajado. Lo cual demuestra que los salarios son un costo según ellos- y queda claro que todo es mercancía: el salario (un costo) la salud, el ciudadano mismo. Todo en abierta oposición al concepto “occidental y cristiano” con el que tanto se han llenado la boca muchos “dinosaurios”; expresión de temor a perder privilegios de los poderosos ante las políticas populares. Todo como oposición a esta tendencia y a favor del cercenamiento de derechos de la ciudadanía, que tanta sangre han costado a los largo de la historia es lo que estamos viviendo.

    Comida cara en el país de la comida. Por si esto fuera poco, la entrega al FMI del manejo de la economía, lo mismo que sucedió al crearse el Banco Central de Argentina. Un ente hecho a medida del Reino Unido para manejar la política monetaria de nuestro país; constituido por un directorio de 14 miembros, solo tres de ellos argentinos ligados a los FFCC, a los frigoríficos ingleses y a la oligarquía con olor a bosta. Consecuencia de esta política, hoy pagamos a precio internacional tanto la carne como el trigo y sus derivados; mientras a los agroexportadores se les permite liquidar los dólares cuando ellos quieran, cuando en el gobierno anterior tenían la obligación de hacerlo dentro de los 30 días de realizada la venta. Eso redunda en la escasez de dólares, y para suplirlos y fugarlos se recurre a los préstamos usurarios del FMI y de otros prestamistas. Mientras la tasa de tuberculosis sigue subiendo.

    El orgullo del presidente. Él se muestra orgulloso porque se ha logrado exportar gas y vamos camino a su incremento, lo cual él considera un avance; cuando en realidad es un retroceso a los años del 1930. Para lograr excedentes, se aumentan los precios al consumidor local. Con esto logran vender a precio dólar, mayor ganancia para ellos, en detrimento del bienestar de los consumidores locales que pagan en pesos. Sucede lo mismo con el litio, en vez de producir bienes de valor agregado aquí y exportarlos, así igual con todos los productos primarios. Él dice que en el futuro vamos a estar mejor ¿Ud. lo ve de ese modo ciudadano cuando cada vez es más difícil llegar a fin de mes? ¿Y mientras con qué compra su sustento diario? Es necesario el sacrificio, según él que nunca sacrificó nada y no sabe qué es privarse de cosas. Pero para ahorrar es necesario ajustar y esto se hace por ejemplo cerrando escuelas. Si la educación es cara probemos con la ignorancia. Algo que ya se hizo (Carlos Menem) y bien sabemos cómo nos fue. Sin embargo, él sigue descargando su escarnio en la educación estatal. Y él, ¿qué clase de ejemplo es para la educación privada? ¿Qué ejemplo es la runfla que lo acompaña? Uno puede pensar que con solo tener para pagar, es posible tener un título. Mientras cierran escuelas y reducen más el presupuesto de educación, de investigación y desarrollo y de industrias estatales que son pilares para el funcionamiento del Estado. La clase media ahora se siente amenazada y se va despertando. ¿Y por qué ahora? Porque pensó que ellos estarían en mejores condiciones que los de más abajo, no pensaron que para que la clase media siga estando mejor, tenemos que estar mejor todos. Es necesario tener en cuenta que hay muchos traidores entre la dirigencia opositora, que votaron cosas que van en perjuicio de la ciudadanía, incluida la CGT. Roma no negociaba con traidores, ¿por qué nosotros sí?

    Mientras, el presidente ¡otra vez de vacaciones! No le importa la felicidad de su pueblo, ni la grandeza de la patria. Un fenicio como él no tiene Patria. Por lo visto nunca leyó la obra de Mosconi ¡Ni debe saber quién fue!

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales