25 Jun. 2019 | 09:38
25 Jun. 2019 | 09:38
Congreso

Majdalani y Arribas negaron posible vinculación de la AFI con el espionaje ilegal

  •   |  
  • Como era de esperarse, los legisladores de Cambiemos indicaron que no hay pruebas de que hayan intervenido en la causa, al dar cuenta que la investigada se trata de “una organización paraestatal”. Por el contrario, la oposición no quedó para nada satisfecha y reclamó la renuncia de ambos funcionarios.

    Reunión a puertas cerradas.
    Reunión a puertas cerradas.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) La Comisión Bicameral de los Organismos y Actividades de Inteligencia recibió este jueves a puertas cerradas a los titulares de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, en el marco de la causa de espionaje ilegal que investiga el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla.

    Como era de esperarse, los legisladores de Cambiemos indicaron que no hay pruebas de que la AFI haya intervenido en la causa, al dar cuenta que la investigada se trata de “una organización paraestatal”. Por el contrario, la oposición no quedó para nada satisfecha y reclamó la renuncia de ambos funcionarios.

    Según informó el diario Perfil, Arribas y Majdalani reconocieron una acusación de la oposición: enviaron a dos agentes de la AFI al despacho del juez Luis Carzoglio, quien tenía en ese momento la causa contra Hugo y Pablo Moyano.

    Se justificaron diciendo que les habían ordenado averiguar si el magistrado los iba a condenar, porque eso podía repercutir en un eventual paro general.

    En torno a la “inacción” de la AFI ante el falso abogado Marcelo D’Alessio, dijeron que para realizar acciones de contrainteligencia necesitan “una orden judicial”; mientras que también les cuestionaron que hayan tercerizado operaciones de inteligencia contra miembros del Gobierno kirchnerista tras fracasar en dos ocasiones desde su llegada a la AFI en 2016.

    “La primera operación fue apartar al juez Sebastián Casanello de la ruta del dinero K inventando que salía de la Quinta de Olivos todos los días, pusieron un testigo falso que ahora está procesado. El fiscal Eduardo Miragaya trabajó en la AFI y fue el que llevó adelante esa operación. La segunda fue intentar quebrar a los hijos de Lázaro Baez, también operación de Miragaya”, mencionaron los legisladores opositores.

    El senador del FpV, Marcelo Fuentes, expuso que “las respuestas no fueron satisfactorias” porque “mostraron una ignorancia absoluta” sobre la actividad de esta red. Y disparó: “lo más grave no es la extorsión, sino que se dedique a perseguir políticamente”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales