22 Aug. 2019 | 00:07
22 Aug. 2019 | 00:07
Opinión

Asalto a la Argentina (ahora la entrega total)

  •   |  
  • Entre otras definiciones, para el autor “estamos económica y moralmente quebrados” y “cuatro años más de Cambiemos sería mortal para la Patria”.

    Macri con Lagarde en Japón en el marco del G-20.
    Macri con Lagarde en Japón en el marco del G-20.

    “El oro, adquirido por el pillaje, prepara y consolida
    las conquistas de la fuerza, en espera de las fuerzas de la idea”

    George Clemenceau, médico y político francés (1841-1929)

    Antecedentes. Como en 1955, 1960, 1966, 1976 y 1989 (ver columna “Las paradojas de la historia y el futuro desafío del pueblo argentino”) los liberales vernáculos, llegaron al poder en diciembre del 2015, pero esta vez el asalto fue por la vía democrática y no como antaño con golpes de Estado. La estrategia fue aprovecharse de los medios de comunicación orales, escritos y la TV, que de una manera insidiosa, lograron “lavarle la cabeza” y estimular el odio al 51 % de los votantes. Sin entrar en más detalles, decimos que el pueblo argentino fue estafado. Lo expresado por Clemeceau lo afirma. Decimos sin temor a equivocarnos que el pillaje llevado a cabo por Franco -fundador de la dinastía-, se plasmó en un holding de empresas en donde no escasean las ollas malolientes. Lo hicieron sí, con un deseo de venganza de clase superior como nunca antes se había visto. Ensoberbecidos por el triunfo, pero sin el glamour de la antigua oligarquía, sino más bien con la chabacanería propia de este grupo de iletrados, llevó a la destrucción de la Patria para Fundar La Nueva Fenicia (un lugar que no es patria porque solo los negocios priman). Los caracteriza el desprecio hacia los humildes y el odio de clase. Ellos quieren un cambio cultural, claro que será mucho peor para nosotros.

    Campaña duranbarbista. La asesoría contratada puso en marcha un sistema distorsivo de la realidad para beneficiar a esos pocos. Hay carencia de talentos discursivos (con raras excepciones), el presidente que se expresa en idioma Inglés, y no sabe leer un texto en español, es el hazmerreír en el mundillo diplomático. Nos avergüenza ante cualquier extranjero. Estamos económica y moralmente quebrados. Se empeñan en mostrarnos una realidad de fantasía.

    Los miedos. El miedo a perder el trabajo, a la inflación, al hambre, el aumento de la desocupación, inseguridad personal y jurídica, la manipulación de la Justicia, hacen pensar seriamente en un futuro caótico y violento. Las PASO una preocupación gubernamental, una corrida del dólar que sería letal según los resultados. Si el triunfo es del oficialismo todo irá peor. Cuatro años más sería mortal para la Patria. Si gana la oposición, el futuro inmediato será difícil, pero quedará la esperanza de no empeorar sino de una mejora paulatina. No sin riesgos ni sufrimientos. Pero aquí todo es compartido: los que dejaran el gobierno estarán en riesgo supremo de pasar algún tiempo a la sombra en un hotel del Servicio Penitenciario Federal. Porque pruebas no faltan para que eso suceda. Ellos creyeron que con solo el dinero era suficiente para llevarse a todo el mundo por delante y que todos eran factibles de ser comprados, típico pensamiento mafioso. Nadie pensó que el sistema podría comenzar a quebrarse ante la denuncia de un extorsionado, y con la existencia de un Juez que en silencio y con un marcado apego a la ley, provoca un tembladeral.

    Anatómicamente hablando. La víscera más sensible del cuerpo es el bolsillo, Ud. lo sabe. Es en definitiva lo que hará pensar profundamente a los electores; porque ¿conoce Ud. alguno que se haya suicidado por odio? ¿O alguien que se prive de comer por la misma causa? En el caso de un país, tomemos por ejemplo Italia. Ésta tenía una alianza con Alemania durante la II Guerra Mundial; ante la debacle no dudó en renunciar a la misma para no ser totalmente destruida. Ud. conciudadano simpatizante del Juntos por el Cambio, ¿votaría esa coalición sabiendo que el futuro no será precisamente venturoso? Me olvidaba, tuvieron dos logros: ¡bajaron el salario real en dólares y aumentaron la diferencia entre los que más tienen y los de abajo! ¿Ud. quería eso o quería estar mejor? Vendían pescado podrido y Ud. compró. Fue una gran estafa ¿no le parece?

    * * *

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales