07 Dec. 2019 | 05:29
07 Dec. 2019 | 05:29
Opinión

La gira del adiós (haciendo el mal hasta el final)

  •   |  
  • Demoledor análisis del autor sobre, lo que él entiende, es el último tramo del gobierno de Cambiemos. Corrupción, entrega, desidia y la previsión de un largo peregrinar de Macri y sus principales funcionarios por los tribunales penales al dejar el poder.

    Postal de la gira del “Sí, se puede”.
    Postal de la gira del “Sí, se puede”.

    “Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía, sin crisis no hay méritos”
    Albert Einstein 

    Bushido. Es el código de ética respetado por los nobles guerreros japoneses. Se basaba en siguientes virtudes: la rectitud, la perseverancia, la frugalidad, la cortesía, la veracidad, el coraje y muy especialmente… la lealtad a la Patria. Con el ejercicio de esas virtudes se conservaba el honor. Quien lo perdía, se veía obligado al suicidio mediante el harakiri (abrirse el vientre).

    Las marchas. Con una élite cada vez más reducida, con los impresentables y cuestionados de siempre, abandonado por sus fieles intendentes y gobernadores, Mauricio Macri inicia el adiós. Acosado por la realidad irrefutable, se empeña en dar pelea (con el apoyo de Marquitos Peña) a sabiendas que están perdidos. Fueron ingenuos en pensar que con solo el apoyo de la prensa podían superar a la desocupación, a la inflación y hasta el hambre. Solo los acompañarán hasta la puerta del cementerio y allí lo dejarán. Ahora ellos sufren lo que pregonaron durante mucho tiempo, son los descartables del establishment. ¡Que venga otro y que haga las cosas mejor! Hecho que se confirma con los contactos de la UIA con emisarios del FDT. Paolo Rocca se expresó: ¡La gente no quiere planes! ¡Quiere trabajo! Y una pregunta importante, ¿por qué lo esconden? Respuesta: Mauricio es “piantavotos”.

    El interés personal. Subidos al carro de la conveniencia no repararon en nada. Todo fue encarado para beneficiar a la élite que accedió al poder utilizando cualquier artilugio legal, plagados de groseros errores de Derecho. Ejemplo: decretos con efecto retroactivo; o DNU cuando es necesario que lo trate el Congreso. Las últimas denuncias conocidas: el vaciamiento y transferencia del Puerto de Buenos Aires a la Ciudad Autónoma, con el objetivo de un gran negocio inmobiliario. Iniciada una obra para ganar terrenos al río y ampliar el puerto (como excusa), llega la venta a los amigos de más de 90 hectáreas de terrenos del Estado Nacional para construir torres de elevado coste y renta. El primer defecto se evidencia en mejorar un puerto que por más que se lo remoce, siempre será obsoleto. El continuo dragado para mantener el calado y la limitada capacidad para grandes buques no lo hacen rentable, ni práctico. Ese es uno de los negociados. La solución es la construcción de un puerto de aguas profundas en otro lado. La otra tramoya es la creación de un paraíso fiscal en CABA. Una manera de tapar chanchullos de evasión. Mau dijo en un reportaje: ¡Tener empresas off shore no es delito! Cuando se sabe que en esos lugares se utilizan para evadir impuestos o para lavar dinero de origen non sancto. 

    La agonía. El recorrido por los tribunales será constante para él y muchos de los suyos. La soberbia se apoderó de ellos y cegados por ella, no previeron el final. Cuando uno no sabe, pregunta (es una regla de oro). Creídos de saber todo, cometieron los errores más grandes que se puedan imaginar. Los únicos logros fueron: bajar el salario real y aumentar la diferencia entre los más ricos con los más pobres. Hechos enunciados al principio de la gestión. 

    La herencia de Mau. Todos los indicadores son mucho peores que los dejados por el gobierno anterior. Y si hablamos de los delitos cometidos por Macri y los suyos, no alcanzan varios biblioratos. Los más resonantes: el Correo, el blanqueo, las deudas con el fisco, los Panamá Papers, la portentosa e impagable deuda externa (unos u$s 200 mil millones, prácticamente la misma cantidad fugada de los préstamos del FMI y bonos). No se habla del hambre provocado por este “único camino”. Las secuelas de este nuevo flagelo serán terribles y no podrán ser subsanadas aunque más tarde se administren proteínas en abundancia. ¿No pensaron que el pueblo –a quien tanto desprecian los de Cambiemos-, dejaría de apoyarlos cuando se les coarten posibilidades de bienestar y superación? No es necesaria una reforma laboral a la manera de Mau. Es bueno que los trabajadores mantengan un alto nivel de salarios; ello contribuye al sostenimiento del mercado interno. 

    Todos los males provocados por Macri y sus secuaces, nos recuerdan a los postulados del Bushido. Claro que no fueron cumplidos, entre ellos la LEALTAD al país y a su pueblo. No tienen ética, perdieron el honor (si alguna vez lo tuvieron). Por lo tanto, cabe que se hagan el harakiri. Aunque no se suicidarán no solo por cobardía, sino porque ellos están muy apegados a los negocios: ¡Esa es la Patria de Cambiemos! La Argentina no importa.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales