12 Nov. 2019 | 13:10
12 Nov. 2019 | 13:10
Elecciones 2019

En la antesala del debate, Scioli pidió estar atentos a “quién miente”

  •   |  
  • El excandidato presidencial del FpV consideró que la “falta de interacción nos priva de poder desenmascarar al rival directamente cuando sabemos que está mintiendo, presentando datos inexactos o haciendo falsas promesas”.

    Aquel mano a mano de noviembre de 2015.
    Aquel mano a mano de noviembre de 2015.

    CAPITAL FEDERAL (ANDigital) El diputado nacional y excandidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, se refirió a su experiencia personal en torno al debate, horas previas a las exposiciones de los postulantes que tendrán lugar en Santa Fe.

    “Estoy en condiciones de afirmar que cuando se tiene la certeza de que quien tenés en frente está faltando a la verdad, queda un sabor amargo y como consecuencia de ello se ve desvirtuada la esencia del debate democrático”, planteó el exmotonauta en torno a las promesas incumplidas vertidas en 2015 por Mauricio Macri.

    A través de una columna publicada en el diario Perfil, Scioli sostuvo que “las reglas consensuadas entre equipos de asesores tienden a evitar que los candidatos confronten profundamente. Con el objetivo de mantener el orden y que los tiempos se respeten, esa falta de interacción nos priva también de poder desenmascarar al rival directamente cuando sabemos que está mintiendo, presentando datos inexactos o haciendo falsas promesas”.

    “Entonces, en apariencia no se puede controlar antes o castigar después las mentiras que pueda decir un candidato”, expuso el dirigente peronista, aunque reconoció que tras su experiencia en el recordado debate del 2015, piensa “otra cosa”.

    “En los debates presidenciales, que tanta audiencia y repercusión tienen, los candidatos establecen un contrato, un compromiso con los ciudadanos y, si ese compromiso no se cumple la ciudadanía más temprano que tarde castiga con su voto a quien faltó a su palabra y da validez retrospectivamente a quien advirtió lo que iba a suceder en caso de que su contrincante ganara las elecciones (más allá de las promesas)”, analizó.

    Así las cosas, puso de relieve que “ante la eventualidad de que quien no cumplió con sus propuesta se vuelva a presentar a las próximas elecciones, la legitimidad de sus nuevas promesas estarán condicionadas por el correlato que exista entre lo que propuso cuatro años atrás y su acción de gobierno”.

    “El recuerdo del debate 2015 está fresco y la ciudadanía estará bien atenta a las promesas de los que ya la incumplieron una vez. En definitiva considero que aquel candidato que actúe con responsabilidad, prudencia, realismo y sensibilidad de cara a la complejidad de la situación económica y social del país, no sólo será reconocido como ganador del debate sino y mucho más importante aún, tendrá la confianza del pueblo argentino y conducirá los destinos del país”, concluyó el exgobernador bonaerense. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales