25 May. 2020 | 16:59
25 May. 2020 | 16:59
Casa Rosada

Intensa agenda presidencial: Reuniones con la Asociación Empresaria y con la Iglesia

  •   |  
  • Alberto Fernández expresó que no pretende “un Estado intervencionista” si no “un Estado inteligente que equilibre desigualdades en los mercados y que de garantía a los que invierten”. Los obispos destacaron la misa de unidad realizada en la Basílica de Luján.

    El mensaje del Jefe de Estado.
    El mensaje del Jefe de Estado.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) El presidente de la Nación, Alberto Fernández, compartió este miércoles un almuerzo de trabajo con representantes de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), marco en el que apeló a que se siga invirtiendo y creyendo en el país porque “vamos a ponerlo de pie, no tengan dudas”.

    Además, aclaró que no pretende “un Estado intervencionista” si no “un Estado inteligente que equilibre desigualdades en los mercados y que de garantía a los que invierten”.

    “Tenemos que volver a poner de pie a la Argentina. Y eso lo hace un gobierno, lo hacen los que emprenden, los que invierten, lo hacen los que trabajan. Necesito que nos pongamos en marcha, rápidamente. Que miremos para adelante porque cada día que pasa hay un nuevo argentino que cae en la pobreza”, arengó el dirigente peronista.

    Asimismo, afirmó que “el Estado vive una situación fiscal muy compleja” y remarcó que cuando plantea “un mayor esfuerzo a las empresas, al agro, a la industria, es para pagarle a los jubilados. Les pido que me ayuden a construir el futuro”.

    “No conozco capitalismo sin consumidores. Debemos promover inversiones, protegiendo nuestra industria, porque ustedes producen y dan trabajo, y no hay otro camino que no sea ese”, finalizó.

    Del almuerzo participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Martín Guzmán; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

    Junto a la Conferencia Episcopal Argentina

    En horas de la mañana, el mandatario recibió en la Casa Rosada a la cúpula de la Conferencia Episcopal Argentina, que asistió al encuentro encabezada por su presidente y obispo de San Isidro, Oscar Vicente Ojea.

    La Iglesia le deseó al mandatario nacional los “mejores deseos” durante el tradicional saludo antes de las fiestas de fin de año. El presidente resaltó que nunca estuvo tan “identificado” con la Iglesia como durante el pontificado del Papa Francisco.

    Los obispos destacaron la misa de la unidad realizada en la Basílica de Luján y se comprometieron a “trabajar para sanar las divisiones sabiendo la situación de emergencia que vive el país”.

    “Lo sentimos y lo sufrimos, estamos al lado de los mas débiles y vulnerables, el tema del hambre nos preocupa muchísimo”, expresaron.

    Además, remarcaron su preocupación por el flagelo de las drogas entre los jóvenes.

    En este sentido, el Jefe de Estado sostuvo su admiración por el trabajo social que realizan en todo el país y adelantó: “estamos analizando una reforma judicial para ir a fondo contra el narcotráfico”.

    “Nadie mejor que ustedes conoce el problema del hambre y las drogas, somos aliados para trabajar juntos”, dijo Fernández.

    El Presidente estuvo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Culto, Felipe Solá, el secretario de Culto, Guillermo Oliveri y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.

    Al encuentro, asistieron además el vicepresidente de la CEA y arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli; el arzobispo de Mendoza y vicepresidente segundo del episcopado, Marcelo Daniel Colombo; y el secretario general del organismo y obispo de Chascomús, Carlos Humberto Malfa. (ANDigital)

    C

    APITAL FEDERAL (ANDigital) El presidente de la Nación, Alberto Fernández, compartió este miércoles un almuerzo de trabajo con representantes de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), marco en el que apeló a que se siga invirtiendo y creyendo en el país porque “vamos a ponerlo de pie, no tengan dudas”.

    Además, aclaró que no pretende “un Estado intervencionista” si no “un Estado inteligente que equilibre desigualdades en los mercados y que de garantía a los que invierten”. 
    “Tenemos que volver a poner de pie a la Argentina. Y eso lo hace un gobierno, lo hacen los que emprenden, los que invierten, lo hacen los que trabajan. Necesito que nos pongamos en marcha, rápidamente. Que miremos para adelante porque cada día que pasa hay un nuevo argentino que cae en la pobreza”, arengó el dirigente peronista.
    Asimismo, afirmó que “el Estado vive una situación fiscal muy compleja” y remarcó que cuando plantea “un mayor esfuerzo a las empresas, al agro, a la industria, es para pagarle a los jubilados. Les pido que me ayuden a construir el futuro”.
    “No conozco capitalismo sin consumidores. Debemos promover inversiones, protegiendo nuestra industria, porque ustedes producen y dan trabajo, y no hay otro camino que no sea ese”, finalizó.
    Del almuerzo participaron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Martín Guzmán; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.
    Junto a la Conferencia Episcopal Argentina
    En horas de la mañana, el mandatario recibió en la Casa Rosada a la cúpula de la Conferencia Episcopal Argentina, que asistió al encuentro encabezada por su presidente y obispo de San Isidro, Oscar Vicente Ojea. 
    La Iglesia le deseó al mandatario nacional los “mejores deseos” durante el tradicional saludo antes de las fiestas de fin de año. El presidente resaltó que nunca estuvo tan “identificado” con la Iglesia como durante el pontificado del Papa Francisco.
    Los obispos destacaron la misa de la unidad realizada en la Basílica de Luján y se comprometieron a “trabajar para sanar las divisiones sabiendo la situación de emergencia que vive el país”.
    “Lo sentimos y lo sufrimos, estamos al lado de los mas débiles y vulnerables, el tema del hambre nos preocupa muchísimo”, expresaron.
    Además, remarcaron su preocupación por el flagelo de las drogas entre los jóvenes.
    En este sentido, el Jefe de Estado sostuvo su admiración por el trabajo social que realizan en todo el país y adelantó: “estamos analizando una reforma judicial para ir a fondo contra el narcotráfico”.
     
    “Nadie mejor que ustedes conoce el problema del hambre y las drogas, somos aliados para trabajar juntos”, dijo Fernández.
    El Presidente estuvo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Culto, Felipe Solá, el secretario de Culto, Guillermo Oliveri y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.
    Al encuentro, asistieron además el vicepresidente de la CEA y arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Aurelio Poli; el arzobispo de Mendoza y vicepresidente segundo del episcopado, Marcelo Daniel Colombo; y el secretario general del organismo y obispo de Chascomús, Carlos Humberto Malfa. (ANDigital)

     

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales