02 Jul. 2020 | 07:03
02 Jul. 2020 | 07:03
Trabajo conjunto

Kicillof recibió a ministros nacionales para coordinar operativos de testeos en barrios populares

  •   |  
  • Tras el encuentro, anunció la implementación de un sistema de alerta temprana de COVID-19 en zonas vulnerables del conurbano. Mostró “preocupación” por el aumento de la circulación ciudadana y anticipó “fuertes restricciones” al transporte público en la venidera fase de cuarentena.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) El gobernador Axel Kicillof insinuó que la cuarentena con las actuales condiciones continuará después del 24 de mayo y anticipó “fuertes restricciones” al transporte público.

    Lo hizo luego de una reunión en La Plata con ministros del Gabinete nacional –encabezados por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero– para acordar la implementación de un programa de vigilancia activa en barrios populares del Conurbano, con el objetivo de detectar casos de COVID-19.

    Hasta la capital bonaerense se acercaron el diputado nacional Máximo Kirchner; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; su par de Salud, Ginés González García; y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; además de la titular de Seguridad, Sabina Frederic.

    También lo hicieron los 135 intendentes de la provincia de Buenos Aires, vía teleconferencia, y los ministros bonaerenses Andrés Larroque, de Desarrollo de la Comunidad; Daniel Gollan, de Salud; Teresa García, de Gobierno; el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y la vicegobernadora Verónica Magario.

    “Estamos tratando de hacer de manera rápida y eficaz un programa de vigilancia”, señaló Kicillof al término del encuentro, y detalló que los operativos ya comenzaron en las zonas vulnerables de los distritos más poblados de la provincia.

    Al respecto, explicó que se trata de “un mecanismo de alerta temprana”, y puntualizó que el propósito es “tener preparados protocolos para actuar lo antes posible”.

    El mandatario provincial habló posteriormente con A24 desde Gobernación, una vez concluido el cónclave. Durante el diálogo, destacó la tarea conjunta con la Ciudad de Buenos Aires, aunque se mostró “preocupado” por el aumento de casos y el riesgo latente a raíz del mayor flujo de circulación desde la provincia hacia la jurisdicción porteña.

    “Si Provincia habilita pocas actividades en el AMBA y en la Ciudad pasa otra cosa, eso puede generar problemas de circulación, que es lo que hay que evitar”, graficó.

    En ese sentido, y al ser consultado por el aislamiento social, preventivo y obligatorio a partir de la semana que viene, contestó: “Es muy raro pensar en flexibilizar cuando está habiendo aumentos de casos”.

    Este miércoles, Kicillof mantendrá una reunión con epidemiólogos en Casa de Gobernación para evaluar situación. Si bien evitó precipitarse, manifestó que “vamos a tener restricciones muy fuertes en el transporte público”, y subrayó: “La normalidad no existe más”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales