06 Aug. 2020 | 04:24
06 Aug. 2020 | 04:24
Objetivo compartido

La oposición y Berni cargaron contra Cáffaro: Lo acusan de crear una cuasimoneda en Zárate

  •   |  
  • Se trata de una estampilla, con valor nominal de $ 100. Oficialmente, servirá para que los comerciantes cancelen deudas municipales. Pase y vea.

    Ovaldo Cáffaro, en la mira.
    Ovaldo Cáffaro, en la mira.

    ZÁRATE-BUENOS AIRES (ANDigital) El intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, promueve una extraña iniciativa que implica la creación de una estampilla que tendría un costo de $ 100 y que se denomina “Huella Solidaria”, y serviría para que comerciantes que adeudan tasas municipales puedan cancelarlas por alimentos.

    La iniciativa se basa un decreto municipal que, por intermedio de una ordenanza, habilitó la posibilidad de aceptar “bienes y servicios” como pago de “tributos vencidos o por vencer”, y al respecto el propio jefe comunal aclaró que “no es una cuasimoneda porque no tendrá circulación”.

    Amén de ello, uno de sus enemigos públicos declarados, el ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni criticó duramente la medida desde Twitter: “Mientras el intendente de Zárate Cáffaro pide solidaridad y se beneficia con fondos de la Provincia, por otro lado apoya poco a su propio pueblo, inventando un mecanismo espurio que perjudicaría a comerciantes que ya están atravesando un momento delicado por la pandemia”, expuso.

    También la oposición cargó con dureza, al manifestar que “la cuasimoneda de Zárate es ilegal y quiere ser impuesta a la fuerza en los comercios” y denunciaron que el alcalde “mandó a imprimir estampillas por $ 7 millones, de valor nominal de $ 100 cada una, para que los vecinos compren en los mercados, que están siendo 'apretados' por el municipio para aceptar de forma forzosa esta estampilla”.

    Con la firma de los diputados Matías Ranzini –ligado a Cristian Ritondo– y Sandra Paris, más un grupo de concejales locales de Juntos por el Cambio, en el comunicado difundido señalan que “obviamente el carnicero con esa estampilla no puede reponer carne, ni el panadero puede ir al mayorista de harina, pero el municipio de Zárate lo quiere imponer por la fuerza, obligando a los comerciantes a despojarse del último capital que les queda, que es su mercadería, imposibilitando de esta manera que pueda llevar un ingreso a su familia”.

    Tras recitar el artículo 30 de la Carta Orgánica del Banco Central, que impide la emisión de monedas y billetes que puedan circular como moneda, sentenciaron: La estampilla es una cuasimoneda que es ilegal, lisa y llanamente”.

    Un nuevo dolor de cabeza para un dirigente que más que intendente parece un pato criollo. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales