12 Aug. 2020 | 09:17
12 Aug. 2020 | 09:17
Inédita designación

Por primera vez en la historia, una oficial trans accede a un puesto jerárquico en el SPB

  •   |  
  • Se trata de la alcaide Ángeles Maribel Helguera. Coordinará políticas de diversidad de género. Se encargará de estrategias tratamentales para detenidas trans.

    Ángeles Helguera, feliz.
    Ángeles Helguera, feliz.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) En un acontecimiento histórico, acorde a los tiempos que corren y al aggiornamento de las instituciones argentinas –fundamentalmente de las más retrógradas, como las que atañen a la seguridad–, el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) informó que la alcaide Ángeles Maribel Helguera, quien cumplía funciones en la Unidad Penal Nº 45 de Melchor Romero, fue designada con un puesto de relevancia institucional en la Jefatura, ya que será coordinadora en la Subdirección de Políticas de Género del SPB.

    Por disposición del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia, que conduce Julio Alak, Helguera fue designada y se transformó así en ser la primera oficial trans en acceder a un puesto jerárquico, que tendrá a cargo a la población carcelaria trans alojadas en las cárceles de la Provincia, que en la actualidad se encuentran en las Unidades 2, de Sierra Chica, y 32, de Florencio Varela, así como en la Alcaidía de Batán.

    Según se informó oficialmente, “la medida, tomada en virtud del buen desempeño mostrado por Helguera en sus anteriores funciones, se encamina entre otros objetivos a lograr el cumplimiento de los postulados de la Ley de Identidad de Género en el ámbito penitenciario. Además, se inscribe en una progresiva implementación de la Ley de Cupo Laboral Trans en la Provincia”.

    Entre sis funciones, Helguera tendrá la de generar, en coordinación con el Ministerio de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad, que encabeza Estela Díaz, instancias adecuadas para la identificación y la gestión de las problemáticas propias de la población trans que se encuentra privada de la libertad en las cárceles bonaerenses.

    Desde el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos destacaron que “esta decisión se enmarca en un conjunto de acciones implementadas para adecuar la gestión penitenciaria a estándares de seguridad, transparencia y respeto de los derechos humanos”.

    El 15 de julio de 2013 ANDigital entrevistó a Ángeles, cuando tenía 28 años de edad –ahora tiene 35– y tras 8 de servicio, en el domicilio de su familia, en la localidad de Lisandro Olmos, en La Plata. Madre de tres hijos, de 15, 12 y 11 años, en aquella época contaba cuáles eran sus sueños.

    “Desde lo laboral, llegar a mi último grado, ejercer mi trabajo con la mayor responsabilidad y del mejor modo posible, y darle todo a mis hijos”, en ese momento vivía en Escobar y sus hijos en La Plata: “Los veo semana por medio; hoy mi meta es ver a mis hijos crecer, y yo crecer junto a ellos”, relataba Maribel, y vaya si se cumplieron sus metas.

    Ingresó a la Escuela de Cadetes en el año 2005 y egresó en el 2007. Cumplió funciones en las Unidades 46 y 47 de San Martín, en la Dirección de Operaciones, en la Unidad 35 de Magdalena, donde en el año 2012 comenzó su proceso de transición de cambio de género.

    “Inicié el trámite en diciembre de 2012 y para enero de 2013 ya tenía mi DNI, con mi identidad de Ángeles Maribel Helguera. Después inicié los trámites en el servicio y en marzo de 2013 me llegó el nombramiento”, contaba en aquel momento.

    Luego volvió a la Unidad 47 de San Martín, donde fue reconocida como personal femenino, y fue designada como jefa de Visitas – con “entre 10 y 12 personas a mi cargo, que me responden absolutamente”, aseguraba–.

    Tiempo después fue trasladada a la Alcaidía de Malvinas Argentinas, pasó por la Unidad 33 de Los Hornos y en el año 2014 su destino fue la Unidad 8, donde trabajó en la oficina de Sumarios y luego como jefa de Comparendos.

    En noviembre de 2018 fue trasladada a la Unidad 18 de Gorina y en noviembre del año pasado pasó a cumplir funciones en la Unidad 45 de Melchor Romero, hasta que la semana pasada fue convocada a la Subdirección de Políticas de Género, que depende de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento del SPB.

    “Mi gran desafío es lograr que las privadas de libertad trans puedan obtener en su tiempo en las cárceles herramientas laborales y educacionales que le permitan acceder a una vida digna en libertad. El Estado acompaña este objetivo y yo entiendo muy bien estos procesos”, subrayó la flamante alcaide Helguera.

    En el SPB se encuentran detenidas 66 personas trans, alojadas en tres dependencias: Unidad 2 de Sierra Chica (donde hay 10 alojadas), Unidad 32 de Florencio Varela (40, divididas en dos pabellones) y la Alcaidía Batán (16). (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales