13 Aug. 2020 | 16:43
13 Aug. 2020 | 16:43
Cuarentena extendida

Kicillof ponderó el trabajo con Larreta y cargó contra los medios: “Es trágico cómo titulan”

  •   |  
  • El gobernador participó de los anuncios del extensión del aislamiento hasta el 16 de agosto. “La politización de este tema es errónea”, dijo, y recalcó: “No podemos permitir que nadie se quede sin la atención médica”.

    Kicillof, Alberto y Larreta, transitando la Quinta de Olivos.
    Kicillof, Alberto y Larreta, transitando la Quinta de Olivos.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Este viernes el presidente Alberto Fernández encabezó un nuevo anuncio de extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio en el país –el séptimo–, en este caso hasta el 16 de agosto, sin mayores restricciones ni aperturas que las que se observaron en las últimas dos semanas, aunque el gobernador Axel Kicillof advirtió que “si los números no bajan va a haber que ir a una cuarentena mucho más dura” porque “no podemos permitir que nadie se quede sin la atención médica”.

    El mandatario inició su discurso mostrando su “orgullo” por ser el gobernador de la provincia de Buenos Aires, e hizo una breve reseña de lo que sucede en el mundo: “Las noticias que llegan son malas; a nivel global se superaron los 17 millones de infectados y estamos en unos 700 mil muertos en todo el Planeta; no sólo no se ha superado, sino que el coronavirus va y vuelve en todos los países, hay rebrotes y mudanza del virus de una región a otras; en el mundo hay cuarentenas intermitentes”.

    En ese marco, dijo que “es gracioso, o mejor trágico, ver cómo titulan los medios: cuando a economía cae en el extranjero, es culpa de la pandemia; en el país, es culpa de la cuarentena... se nota mucho, por suerte no son tantos, pero no se pueden aceptar esas mentiras y esa manipulación: lo que daña la economía mundial es un virus desconocido que no tiene cura”.

    Respecto de lo desarrollado con la cuarentena y las obras en el territorio bonaerense, pidió “valorar las miles de vidas salvadas al día de hoy”, y sostuvo que “evitamos los desbordes, el desconocimiento y la eventual falta de atención”, al tiempo que resaltó que “teníamos un sistema muy débil, muy frágil, y lo fortalecimos, lo hizo Alberto, lo hicimos nosotros con los 135 intendentes y principalmente lo hicieron los 17 millones de bonaerenses”.

    A la hora de hablar de las diferencias entre la CABA y la PBA, dijo que no pueden existir, y dio a conocer el dato de que en el tercer cordón del Conurbano se contabiliza 1 caso cada 200 personas; en el segundo cordón es 1 cada 130; en el primero, 1 cada 100, y en la Ciudad es 1 cada 50: “El virus se expande. Con copiar lo que está pasando en la CABA, tendríamos 150 mil contagios, porque eso se iguala; no se pueden hacer cosas distintas de un lado y del otro de la General Paz”.

    “Le quiero agradecer a Alberto por el entorno de trabajo igualitario que creó, y a Horacio por el trabajo conjunto, ya que nos hemos podido dedicar a cuidar a la gente, más allá de las diferencias partidarias e ideológicas que nos separan”, ponderó Kicillof, y remató: “Estamos demostrando que la politización de este tema es errónea”.

    Tras informar que en la Ciudad “dos tercios de los habitantes tienen alguna cobertura médica privada, en la Provincia el sistema sanitario soporta al 70 % de la población”, subrayó que “tenemos en Fase 5 a casi 100 municipios, con muy baja circulación y apertura de actividades, pero en el resto está todo más complicado”.

    “Multiplicamos los tests, llegamos a 18 mil, e hicimos lo propio con las camas de internación”, dijo, y pidió darle “una visión más humana al virus: En el país hay 3477 muertes, 618 son menores de 60 años, es el 20 %, nadie tiene una probabilidad nula de que la enfermedad tome una forma grave. Atrás de cada fallecido hay una familia. No nos dejemos llevar solamente por los números”.

    “La respuesta definitiva al virus va a ser la vacuna, no se puede esperar que esto afloje naturalmente, tampoco se trata de enojarnos entre nosotros, obviamente esto es largo y el cansancio, el hastío, la ansiedad y la angustia aparecen, pero si los números no bajan va a haber que ir a una cuarentena mucho más dura, porque si no las camas se van llenando y no podemos permitir que nadie se quede sin la atención médica, que es un derecho”, concluyó el gobernador Axel Kicillof. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales