22 Oct. 2020 | 04:04
22 Oct. 2020 | 04:04
Bajó el tono

Duhalde reconoció su “desconexión” con la realidad: “Se me escapó la tortuga”

  •   |  
  • “¿Qué tiene que hacer un dirigente, en este caso, un expresidente, si una persona a la que le tiene mucha confianza, le dice que están preparando un golpe de Estado?”, matizó el caudillo lomense y ensayó una explicación.

    Eduardo Duhalde.
    Eduardo Duhalde.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) El expresidente de la transición 2002, Eduardo Duhalde, bajó drásticamente el tono de sus dichos de comienzo de semana, relativizando ahora la posibilidad de un golpe de Estado que ya daba por hecho.

    En un diálogo mano a mano con Mauro Viale en el aire de A24, el caudillo lomense explicó que un militar de su confianza le había asegurado que estaban preparando una asonada. Así fue que él entonces llamó a Cristina Fernández de Kirchner para advertirle por esta situación y la vicepresidenta le sugirió que hablara con el ministro de Defensa, Agustín Rossi.

    Y así fue que el titular de la cartera castrense lo tranquilizó diciéndole que las Fuerzas Armadas del siglo XXI estaban para “resguardar la democracia”.

    “¿Qué tiene que hacer un dirigente, en este caso, un expresidente, si una persona a la que le tiene mucha confianza, le dice que están preparando un golpe de Estado?”, interrogó Duhalde.

    Pese a que evitó revelar quién fue el que le advirtió de este posible golpe, aclaró que le dio el nombre a Rossi.

    Duhalde dijo que sufrió una "desconexión de la realidad"

    "La pandemia produce actitudes psicóticas, un desenganche de la realidad, y hace que la gente diga cosas que uno en su sano juicio no diría... yo no estoy exento, no me reconozco diciendo lo que dije y sufrí un desenganche de la realidad", dijo el expresidente Eduardo Alberto Duhalde sobre su advertencia de un posible levantamiento militar.

    Publicado por ANDigital en Jueves, 27 de agosto de 2020


    Por último, reconoció que con sus dichos apocalípticos sobre que el año que viene ya no iba a haber elecciones, “se le escapó la tortuga” y sentenció: “tuve un momento de desconexión con la realidad”.

    “La pandemia produce actitudes psicóticas, un desenganche de la realidad, y hace que la gente diga cosas que uno en su sano juicio no diría... yo no estoy exento, no me reconozco diciendo lo que dije y sufrí un desenganche de la realidad”, completó el exmandatario. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales