31 Oct. 2020 | 13:55
31 Oct. 2020 | 13:55
Opinión

Aclarando los tantos

  •   |  
  • Sobre la mezquindad de las patronales del campo, los economistas liberales con sus recetas de siempre, la permanente presión del dólar sobre la economía interna y el ciudadano de a pie. El centralismo de la Ciudad Autónoma y las noticias falsas de cada día.

    “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo” 
    Albert Einstein

    “Ellos, siempre ellos”. Poco antes del nacimiento del primer gobierno local, la influencia y el dominio de Buenos Aires se hizo sentir. Si escarbamos en la historia, todas las guerras civiles tuvieron origen en el manejo de los fondos de la Aduana, por lo tanto el dominio sobre el interior. Todo a pedir de boca de la Pérfida Albion. La Provincias Unidas debían ser la granja, mientras el RU la proveedora de manufacturas. De lo que se deduce que el Federalismo ha sido solo una declaración. “Dios está en todos lados, pero atiende en Buenos Aires”, acertadamente dicen. Hoy se les recortó la coparticipación, con esos fondos las obras las realizaban las empresas del mismo Mauricio Macri. Negocio redondo. Y chillan los obeliscanos, aunque CABA es la más rica del país.

    Viejas voces, el mismo argumento. Mingo, Melconian (el mismo que estatizó deuda privada), Broda, Murphy, Prat Gay insisten en la aplicación del sistema que condujo a la ruina económica con millones de víctimas. Además de depredar el patrimonio nacional. ¡Y con qué caradurismo lo dicen! Varios de ellos compraron bonos de la deuda externa, o sea estaban de los dos lados del mostrador. “¡Cero patriotismo y honestidad!”. Apenas fenicios o mercenarios del poder externo. No quieren entender que la apertura completa como quieren ellos es inaplicable. Ya se dijo: “Solo se puede ser liberal si hay una industria desarrollada y competitiva”. Otros piden la dolarización, lo cual nos hace perder la totalidad del poder de decisión del país al perder nuestra moneda.

    Noticias falsas. La información es un arma, su uso deviene en resultados que tratan de beneficiar a la oposición. El abandono del país por parte de empresas ante el presente ha sido unas de ellas, cuando la realidad indica el aumento de las inversiones ante la posibilidad de beneficios. Solo basta pensar que teníamos una industria en funcionamiento con solo el 40 % de la capacidad instalada. La construcción comenzó a moverse y sabemos que esto favorece el empleo de acero, cemento, combustibles, etcétera. La industria local, con virtudes y defectos, comienza a moverse y por ende el mercado interno. Falta mucho, pero el primer paso está dado.

    Campo y manufacturas. Ahora divididos, los grandes chillan y los chacareros pueden sobrevivir gracias a las medidas propuestas. Es hora de hacer realidad aquello de “vivir con lo nuestro”, propuesto por Aldo Ferrer. Eso es posible, falta inversión de capitales locales, ante su falta, el Estado es fundamental para lograrlo, atento que los privados solo miran su ombligo y muy poco o nada les importa la tierra en que viven.

    La falsa emigración. Aquellos que dicen emigrar, que lo hagan, pero debemos recordar que su fortuna la hicieron acá y debe quedar acá, siempre se negaron a pagar impuestos, más bien han evadido. Esto lo incluye a Macri y los suyos, esos que se llenan la boca de gritar una argentinidad que no sienten. No piensan que a donde vayan, van a tener que pagar impuestos y que la evasión se paga con cárcel, excepto si van a paraísos fiscales. Ellos tienen algo más: sentido de clase, los de abajo, no lo tienen.

    El dólar. Las cerealeras y los “patriotas del campo”, presionan sobre el billete “color verde coima” para que se produzca una devaluación y mandar al bombo al gobierno elegido en octubre del año pasado. Quedan excluidos los pequeños productores quienes se vieron beneficiados por las últimas medidas. Es necesario aclarar que los grandes “productores” jamás trabajaron la tierra, sino que la arriendan y usaron de cabeza de turco a los chacareros. No hay que engañarse.

    Lo que falta. La ciudad puerto (CABA) realmente ha sido un obstáculo para el desarrollo del país. Las 40 manzanas que rodean a la Plaza de Mayo -sede del poder real- constituyen un lazo que se ajustó cada vez que se tomaron medidas que apuntaban a la expansión de la industria manufacturera. El status de “Ciudad Autónoma”, otorgado por la Constitución Nacional de 1994, es un nuevo obstáculo. Debería volverse al estado anterior y evitar males mayores, realizando el traslado de la Capital al interior del país. Para concretar esa medida, el poder “en las sombras” hará todo lo posible para que fracase.

    Ud. Ciudadano, ¿qué piensa sobre la hegemonía de los obeliscanos? ¿No le parece que debería llegar a su fin? ¿Pensó alguna vez en eso? Si no fue así, ¡hágalo! Si se realiza, otro será el futuro de la Patria.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales