28 Nov. 2020 | 01:54
28 Nov. 2020 | 01:54
Conflicto familiar nacionalizado

Los Etchevehere contra el juez que impidió desalojar el campo: “Nos intimó a que no habláramos”

  •   |  
  • Lo dijo Juan Diego Etchevehere, uno de los hermanos propietarios de “Casa Nueva”, el campo de Santa Elena. Apuntó que el magistrado le advirtió a la familia sobre hacer declaraciones en radio, televisión o en redes.

    CORONEL PRINGLES-BUENOS AIRES (ANDigital) Juan Diego Etchevehere, uno de los hermanos propietarios del campo “Casa Nueva”, ubicado en la ciudad de Santa Elena, alertó sobre una eventual connivencia del Gobierno nacional con lo que llama “una usurpación” liderada por Juan Grabois y Facundo Taboada del mencionado establecimiento en la provincia de Entre Ríos.

    En diálogo con ANDigital, el ruralista se mostró muy crítico de la postura del juez subrogante Raúl Damir Flores –quien intervino en el conflicto en favor de Dolores Etchevehere y su cesión de tierras para el Proyecto Artigas, aunque en las últimas horas retornó a su fuero–, y señaló que fue influenciado por funcionarios nacionales, al tiempo que acusó al gobernador Gustavo Bordet de liberar la provincia para las tomas.

    “Estamos esperando que el juez resuelva el desalojo de los delincuentes que ingresaron a nuestro campo hace más de 10 días, liderados por Juan Grabois”, disparó el productor entrevistado, y dijo que “los dos fiscales analizaron las pruebas, los títulos de propiedad, los certificados de dominio, los libros societarios, y con toda esa prueba en sus manos le pidieron en dos oportunidades al juez que desaloje”.

    Sin embargo, relató que “lo que pasó en el medio es que autoridades del Gobierno nacional intervinieron en la audiencia donde estaba el juez. Intervino Victoria Donda, del INADI; Gabriela Carpineti, del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (en rigor, directora nacional de Promoción y Fortalecimiento para el Acceso a la Justicia), y Sebastián Correa, director de Economía Popular del Ministerio del Interior de la Nación, quienes coparon la audiencia, y el juez, en un fallo donde comenzó pidiendo disculpas, no resolvió y no dio lugar al pedido de los fiscales de que se retiren los usurpadores”.

    En este tramo del relato, Etchevehere denunció abiertamente que “nosotros lo que estamos viendo es una connivencia del Gobierno nacional con los tomadores de la tierra”, y expuso: “Por un lado, vienen los Grabois los Facundo Taboada con más de 70 personas dentro de nuestro campo, de nuestras habitaciones, utilizando nuestras camas, nuestros baños, todo lo que está dentro de nuestro establecimiento, nuestra tierra, vienen y la toman; y, por el otro, los acompañan funcionarios nacionales que intervinieron y apoyaron la toma”.

    Para el terrateniente, el ingreso de Donda a la audiencia del juez Flores, “fue una apretada” para que cambie su decisión: Estos grupos ya se han manifestado, Juan Grabois dijo claramente que 'no va a haber un Guernica 2, van a haber cinco, diez, quince o veinte Guernica'; eso lo dijo hace 10 días, y eso lo está ejecutando; quiere decir que está habiendo una vulneración de los derechos constitucionales”, lanzó.

    Etchevehere dijo defender “el derecho a la propiedad privada, primero, y a la libertad de expresión después” porque “el juez nos intimó a que no hagamos ningún tipo de declaración en radio, televisión, redes sociales, que perturbaren a los que delinquen, o sea a los usurpadores”, completó.

    Con tono de alarma, indicó que el magistrado los intimó a que “ni nosotros, ni nuestros allegados, ni los conocidos”, debían hacer declaraciones del caso, y expuso que “no solamente avalan la usurpación de los derechos, sino que dicen 'por favor, quédense callados', cosa que nosotros no vamos a respetar y si ellos quieren meternos presos por defender nuestros derechos, que lo hagan explícito y blanqueen ante la sociedad lo que están haciendo”.

    Respecto a la congregación de chacareros de este domingo en apoyo a los Etchevehere, Juan Diego consideró que los productores tienen miedo que las tomas se expandan: “Se sienten impunes, sienten que nos pueden avasallar y dirán: avancemos con un caso que puede ser público, que puede ser notorio y después de este caso además de los muchos que está habiendo, la gente se acostumbrará que hay que sociabilizar la propiedad, es lo que están buscando”.

    Finalmente dijo que “el mensaje que se está mandando desde el Gobierno es, bueno, a partir de ahora puede venir un grupo, hay que tomar, después las autoridades convalidan. ¡Gravísimo! Que digan claramente que van a vulnerar y van a mancillar y van a pisotear nuestra Constitución”, concluyó Etchevehere. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales