27 Nov. 2021 | 04:42
27 Nov. 2021 | 04:42
¿Segunda etapa?

Lio Messi, Barcelona y ¿reencuentro a la vista?

  •   |  
  • Recientes declaraciones del presidente de la entidad Joan Laporta parecen insinuarlo. En ese caso, el rosarino podría volver antes de lo esperado. ¿Un adiós prematuro al PSG?

    Majestuosa postal del estadio culé.
    Majestuosa postal del estadio culé.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Hace muy poco se dispararon todas las alarmas en Barcelona cuando Lluís Canut, un popular periodista deportivo centrado en el fútbol y, más exactamente, en ese club de la ciudad, redactó un artículo en el que aseguraba que Lionel Messi no se sentía, en absoluto, feliz en la capital francesa.

    Pese a la felicidad por sus triunfos con la Argentina, el rosarino podría no estar pasando su mejor momento en el PSG y, por otra parte, el club galo tampoco acabaría de estar satisfecho con el rendimiento de Leo: lo vería demasiado volcado con su Selección en detrimento de situar a su nuevo equipo como centro de sus prioridades.

    Al cabo de pocas horas, Messi se apresuró a asegurar vía redes sociales que su compromiso con el PSG era absoluto y que sus objetivos eran los mismos que los del club parisino, con la intención de acallar cualquier rumor que le pudiese traer repercusiones no deseadas.

    Pero hicieron falta pocos días para que el presidente del FC Barcelona asegurase, tras repatriar al brasileño Dani Alves, en su vuelta al club tras algunos años en diferentes equipos, que no descartaba la vuelta de Messi y de Andrés Iniesta al Barça. Si bien Joan Laporta sostuvo que comprende que ahora tienen contrato con otros clubes, afirmó: “En la vida nunca se sabe”.

    Las palabras ambiguas del mandatario, que no cierra la puerta al retorno del astro argentino ni del “Cerebro”, ambos baluartes del Camp Nou, y que coincidirían con Xavi Hernández como entrenador, se han disparado las ilusiones de los aficionados culés.

    La situación actual del equipo, con modestos resultados (empates, derrotas y victorias por la mínima en los últimos meses) y unas perspectivas que, tal y como se muestran en las webs de apuestas sobre los próximos encuentros futbolísticos, no contienen el optimismo de antaño, está enervando a los socios del club. La llegada de estos “héroes” barcelonistas representaría un revulsivo muy deseado en el equipo de la Ciudad Condal.

    Pero el astro argentino ha querido calmar los ánimos en una entrevista reciente para el diario Marca, donde le preguntaron directamente por la posibilidad de volver al equipo azulgrana, a lo que Messi –quien ya había aclarado lo difícil que es que volvamos a verlo como jugador con los colores del Barça–, matizó que por supuesto que cuenta con volver, no sólo a la ciudad, sino también al club, que considera su casa, y para poder ayudar.

    Sin embargo, sus palabras parecen hacer referencia más a un cargo institucional y de representación que al de jugador. El propio Laporta quiso, en un lapso breve de tiempo, también introducir algunos matices a sus afirmaciones al declarar, en línea con el jugador, que se refería a una eventual vuelta como parte del cuerpo técnico.

    Al respecto de su papel como jugador, otras cábalas lo sitúan pasando el final de su carrera en Miami; concretamente, en el club que comanda otro ilustre futbolista como es David Beckham: el Inter de Miami, una ubicación perfecta para ganar una buena bolsa de dinero, conocer bien el mercado americano, hacer potentes contactos y mejorar sus posibilidades de cara a su salida del fútbol, dentro de unos años. Es una liga menor, pero a nivel financiero y mediático puede aportarle muchas cosas.

    ¿Y qué ganaría el Barça con eso? Pues bien, sus primeras labores como representante institucional, aunque no sea de forma oficial, podrían ser las de tender puentes con un mercado como el americano, algo muy suculento para el club, que tiene una visión internacional de cara a los negocios. El eterno rival del Barça, el Real Madrid, ya hizo algunos movimientos de cara crear vínculos con este potencial mercado; de hecho, se comentó en su momento que el fichaje del colombiano James Rodríguez estaba más enfocado a ese particular que a su idoneidad en el equipo.

    Es muy probable que los de Barcelona prefieren tener a Messi lejos de París ya que el PSG es un rival directo en las competiciones europeas, y si llegaran a sufrir un gol en contra del natural de Rosario indudablemente sería algo duro de digerir para sus fanáticos. En cambio, lo que pase en Miami los tiene bastante sin cuidado y sería, al fin de cuentas, un final feliz para todos ya que el club de Miami también sueña con tenerlo en sus filas. Bueno, para casi todos: el PSG podría no verlo con tan buenos ojos. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales