18 May. 2022 | 03:08
18 May. 2022 | 03:08
Contexto complejo

Álvarez Agis le pidió al Gobierno que “no regale” el dólar oficial

  •   |  
  • “Si devaluás 30 %, para el Mundial de Qatar la Argentina va a estar con una divisa tan barata como la del 1 al 1” engendrando “el mismo problema que en 2017”, argumentó el exviceministro de Economía.

    Se achicó la brecha con el paralelo.
    Se achicó la brecha con el paralelo.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) El exviceministro de Economía de la Nación, Emmanuel Álvarez Agis, salió a pedir que el Gobierno “no regale” el dólar, al tiempo que estimó que sería un “éxito absoluto” para la Casa Rosada repetir la tasa de inflación del año pasado, ubicada en 50,9 por ciento.

    “Pasó algo muy bueno: el dólar paralelo, que estaba carísimo, empezó a bajar. Es una muy buena noticia ¿Cómo arruinar esta condición inicial? Que abarates mucho el oficial”, contextualizó el titular de la consultora PxQ.

    Y graficó: “Supongamos que la inflación sea de 70 % este año. Si devaluás 30 %, para el Mundial de Qatar la Argentina va a estar con un dólar tan barato como el del 1 al 1, la mitad de la tribuna de Qatar en la final va a ser de argentinos y vamos a engendrar el mismo problema que en 2017”.

    Así las cosas, consideró que “para no arruinar la condición inicial no tenés que regalar los dólares, en todo sentido: controlando los que se te van y controlando el precio del dólar oficial, que por suerte es el que seguimos usando para marcar los precios en la economía doméstica”.

    “Si no caés en esa tentación, lo que la Argentina le vende al mundo -alimentos- y en uno o dos años -energía-, va a estar más caro. En ese contexto, la Argentina tiene una oportunidad. No te agarra muy bien por la deuda, pero tenés una oportunidad para empezar a salir de una especie de 2001 que duró diez años”, se esperanzó el economista en declaraciones a Radio Con Vos.

    Por otra parte, tras marcar que se vive “la peor situación internacional en materia de inflación de los últimos 40 años”, consignó que la administración de Alberto Fernández debe trazarse objetivos acordes con esa realidad.

    “Es obvio que tu objetivo no puede ser bajar la inflación a la mitad” si no “que la inflación no acelere a lugares complicados y poner mecanismos para que la pérdida de poder adquisitivo sea mínima”.

    “La buena es que la Argentina exporta alimentos e importa combustibles, el balance nos da bien porque subieron más los alimentos que los combustibles. Hay una mala fiscal: que a los combustibles importados los paga el fisco y a los alimentos que exportás, les cobrás una retención. La otra mala es la inflación”, abundó.

    En este contexto, estimó que “tirarse a bajar la inflación a la mitad es imposible. Repetir la tasa de inflación del año pasado: éxito absoluto”.

    “Sería normal que este shock, por el tiempo que dure, estuviera contrapesado con una suba de retenciones. Lo estamos viendo en cualquier parte del mundo”, prosiguió.

    Finalmente, puso de relieve que “una suba de retenciones no va a hacer que el campo pierda plata, los precios son excepcionales, hay márgenes buenos. Los fertilizantes subieron mucho, pero uno entiende que el fertilizante no es el 100 % del costo del trigo, del maíz o de la soja”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales