28 May. 2022 | 16:43
28 May. 2022 | 16:43
Inflación

El consumo de carne sigue en el tobogán

  •   |  
  • Completado el primer cuatrimeste, se ubicó en 47,4 kilos por habitante al año, quedando 2,6 % por debajo del nivel observado en abril del año pasado.

    Como un lingote de oro.
    Como un lingote de oro.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y derivados de la República Argentina (CICCRA) publicó un nuevo informe en el cual se evidencia la tendencia ya consolidada de caída del consumo en el mercado interno, en línea con el aumento del costo de vida.

    En enero-abril de 2022 se produjeron 958,8 mil toneladas de res con hueso de carne vacuna en Argentina, volumen que resultó similar al generado en el primer cuatrimestre de 2021 (-10.160 toneladas).

    Estimando que el volumen exportado de carne vacuna equivalió a 269 mil toneladas (-3,5 % anual), los envíos al mercado interno habrían totalizado 689,9 mil toneladas, igualando el total correspondiente al primer cuatrimestre del año pasado.

    En lo que respecta al consumo aparente, en abril el promedio móvil de doce meses se ubicó en 47,4 kilos por habitante al año, quedando 2,6 % por debajo del nivel observado en abril de 2021 (-1,2 kilos).

    El proceso alta y creciente tasa de inflación se reflejó en todos los capítulos que integran el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que elabora el INDEC. La suba del nivel general fue de 6,2 % entre marzo y abril y en el caso de los alimentos y bebidas no alcohólicas fue de 5,9 por ciento.

    En este contexto, los precios al consumidor de los cortes vacunos medidos por el INDEC no fueron la excepción. En particular, el asado subió 5,2 % en el último mes, es decir por debajo del nivel general.

    En los demás casos, las subas fueron superiores al promedio. El precio del cuadril varió 7,7 %, el de la nalga, 7,8 %, el de la paleta, 8,5 %, y el de la carne picada común, 9,8 %. Las hamburguesas congeladas registraron un aumento de precio de 12,6 % mensual, luego de varios meses de aumentar a menor ritmo que el resto de los productos cárnicos.

    Por su parte, el precio del pollo entero se incrementó más aún que el promedio de los cortes vacunos, ya que entre marzo y abril se ajustó 12,1 por ciento.

    Al comparar los niveles de precios de abril de 2022 con los observados en abril del año pasado, surge que las variaciones de los principales cortes vacunos fueron similares a la suba del conjunto de alimentos y bebidas no alcohólicas (62,4 %).

    La nalga registró un alza de precio de 68,7 % en un año, seguida por la paleta (+65,3 %), la carne picada común (64,9 %), el cuadril (+63,9 %) y el asado (+61 %). En tanto, el precio de las hamburguesas congeladas registró una suba de 38,4 %. Con el gran aumento de abril señalado más arriba, la variación interanual del precio del pollo llegó a 73,8 por ciento.

    Si la comparación se hace con los niveles de precios de febrero de 2020, mes previo al inicio de la pandemia y el aislamiento estricto, los precios de los principales cortes cárnicos más que se triplicaron. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales