23 Jan. 2021 | 23:37
23 Jan. 2021 | 23:37
Datos de la CAME

La producción de las PyMEs industriales sigue de capa caída

  •   |  
  • En octubre la merma interanual fue del 3,8 %, llegando a un acumulado del 17,8 en lo que va del 2020. Uno de los principales factores de esta situación es la falta de insumos en casi todos los sectores, lo que frenó la elaboración en muchas fábricas.

    Calzado y marroquinería continuó siendo el ramo con mayor declive anual.
    Calzado y marroquinería continuó siendo el ramo con mayor declive anual.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) La producción de las PyMEs industriales cayó 3,8 % en octubre frente a igual mes del año pasado, al tiempo que trabajaron con una capacidad instalada de 64,9 %, 2,4 puntos arriba de septiembre y levemente por encima de octubre del año pasado (64,3 %).

    Según precisó la CAME, tuvo incidencia en el resultado a la baja la falta de insumos en casi todos los sectores que frenaron la elaboración en muchas fábricas. A eso se sumó que las exportaciones no repuntan y el consumo interno todavía se mueve con mucha prudencia, impidiendo ampliar el mercado.

    Y como viene sucediendo, los leves incrementos interanuales en el uso de la capacidad en un contexto de descenso de la producción, se explica por el achicamiento del sector industrial frente a las necesidades de liquidez y los protocolos sanitarios.

    En octubre hubo tres sectores con subas anuales en sus niveles de fabricación: productos de caucho y plásticos, cumpliendo cuatro meses consecutivos en alza de esa actividad; químicos (+2,9 %) y electrónicos, mecánicos e informática, donde la elaboración trepó 2,7 % anual. En ese rubro la producción local se vio por un lado favorecida por el menor ingreso de artículos importados y por otro perjudicada por la falta de partes intermedias para su fabricación.

    En contraposición, calzado y marroquinería continuó siendo el ramo con mayor declive anual (-20,7 %) aunque desacelerándose frente a la baja anual de septiembre (-36,7 %).

    La ausencia de la demanda escolar y los mayores precios, han quitado ese rubro de las prioridades inmediatas de las familias. Pero además en octubre pesó la falta de cuero y otras materias primas que los proveedores no están entregando o no se están aprobando las licencias de importación.

    Por su parte, el sector textil tuvo una caída anual de 10,1 %, que, si bien es muy alta, se observó cierto aumento en la demanda local, consecuencia en parte del menor ingreso importado.

    Es una rama de sustitución rápida cuando hay controles a las importaciones. Aun así, hay insumos como hilo o las mismas telas, que escasean e impiden producir. La suba del blue, además, disparó los precios de las materias primas que se trasladaron a un consumidor final cuyo poder adquisitivo hoy no le permite absorber esos aumentos,

    En lo que hace a maderas y muebles, la producción disminuyó 4,5 % anual en el mes. La merma tuvo más que ver con los problemas de fabricación frente a los faltantes de insumos como poliéster, herrajes, tornillos, telas, que por falta de demanda.

    Siempre de acuerdo al relevamiento de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, en octubre los niveles de rentabilidad fueron positivos para el 44 % de las empresas (37,8 % en septiembre). Para el 31 % fue nulo y para el 22 % negativo.

    Sobre las expectativas, bajó de 14,4 a 11,8 % la proporción de firmas que espera que la producción continúe bajando en los próximos seis meses, mientras que subió de 24 % a 27,8 % las que esperan aumentos. El resto o no sabe o cree que se mantendrá igual. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales