15 Jun. 2021 | 01:24
15 Jun. 2021 | 01:24
Congreso

Tras el recule, se presentó el proyecto de alivio fiscal para monotributistas

  •   |  
  • El aumento comenzará a regir a partir de julio próximo, mes en el cual se podrá en vigencia una nueva actualización de escalas con un criterio progresivo y manteniendo el valor de la cuota mensual. Se desactiva la bomba de la deuda retroactiva.

    Recalculando.
    Recalculando.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) La presidencia de la Cámara de Diputados de la Nación presentó el Programa Alivio Fiscal Monotributo, iniciativa que establece que el aumento del impuesto comenzará a regir a partir de julio próximo, mes en el cual se podrá en vigencia una nueva actualización de escalas con un criterio progresivo y manteniendo el valor de la cuota mensual.

    Esto se da luego de que el presidente Alberto Fernández le solicitare al titular del cuerpo parlamentario, Sergio Massa, un programa de alivio fiscal para oficios, jóvenes profesionales, comerciantes, pequeños productores y agropecuarios.

    Es que la deuda que se le generó a todos los monotributistas por el retroactivo estipulado por la ley aprobada en tal sentido, y el fuerte rechazo social y de todo el arco político –tanto opositor como oficialista– convenció al Ejecutivo a no firmar la reglamentación de la polémica norma.

    De acuerdo con el texto que la Cámara baja tratará a la brevedad, se sostiene el valor mensual de la cuota de enero a junio de 2021 tomando como referencia el valor de diciembre de 2020.

    Asimismo, contempla un plan de pagos para las deudas que arrastran los monotributistas que les brinde previsibilidad en su actividad económica diaria.

    El proyecto establece que la cuota mensual por los meses de enero a junio de 2021 se pagará tomando el valor vigente a diciembre de 2020.

    También determina que se incrementan las escalas de manera significativa, complementando el incremento del 35 % de principio de año; y el incremento se aplica a partir de julio próximo con la recategorización semestral y sin aumentarse el valor de la cuota mensual.

    Además, el Programa Alivio Fiscal para los monotributistas que se “excedieron en los ingresos facturados” les permite permanecer en cada categoría.

    Vale consignar que sólo podrán acceder a este alivio fiscal de monotributistas los contribuyentes con ingresos totales que no superen 1,5 vez la máxima categoría de monotributo, que es de 5,55 millones de pesos anuales; y con patrimonios de hasta 6,5 millones de pesos.

    En tanto, para el caso de las categorías más altas de la E a la K, deberán pagar una “cuota especial” por única vez.

    Asimismo, se contempla un plan de pagos para regularizar la deuda de los monotributistas, con un máximo de 60 cuotas, un interés de financiación no superior a 1,5 % mensual para deudas que se venían pagando en planes de pagos vigentes y caducos, y para contribuyentes que no ingresen al Alivio Fiscal.

    Cabe reseñar que el total de monotributistas a mayo 2021 son 4.080.151, contemplando locación de servicios, venta de cosas muebles, monotributo social y trabajadores promovidos.

    Esquema progresivo de actualización de escalas

    En el caso de la categoría más baja, la A, el incremento es del 77,25 % respecto de diciembre 2020, pasando de $ 208.739 de facturación anual a $ 370.000 a partir del 1 de julio próximo, en lugar de los $ 282.424 que determinaba la ley.

    Para la categoría B, los ingresos brutos máximos anuales pasan de $ 313.109 a $ 550.000, en lugar de $ 423.636; lo que significa una suba de 75,65 por ciento.

    La facturación de categoría C pasa de $ 417.479 a $ 770.000 en lugar de $ 564.848 con un incremento de 84,44%; y la de la D, de $ 626.218 a $ 1.060.000 en vez de $ 847.273 con un aumento de 69,27 por ciento.

    En el caso de la categoría E, la facturación anual se eleva de $ 834.957 a $ 1.400.000 en lugar de $ 1.129.697; en el de la F, de $ 1.043.696 a $ 1.750.000 en vez de $ 1.412.121; y en la G, de $ 1.252.436 a $ 2.100.000 en lugar de $ 1.694.545; siendo en todos los casos un incremento de 67,67 por ciento.

    Para la categoría H, los ingresos brutos anuales pasan de $ 1.739.494 a $ 2.600.000 en vez de $ 2.353.535 con un aumento de 49,46 %; la I, de $ 2.043.905 a $ 2.910.000 en lugar de $ 2.765.404 y una suba de 42,37%; la J, de $ 2.348.317 a $ 3.335.000 en vez de $ 3.177.272 y un alza de 42,01 %; y la K, de $ 2.609.241 a $ 3.700.000 en lugar de $ 3.530.303 que significa un incremento de 41,80 por ciento. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales