17 Jan. 2022 | 00:47
17 Jan. 2022 | 00:47
Tenso fin de año

Paro en puertos granarios: “Quieren disciplinar a los trabajadores y desestabilizar al Gobierno”

  •   |  
  • Desde URGARA denunciaron que empresarios del agro buscan impulsar una devaluación. La huelga en conjunto con los aceiteros lleva dos semanas y amenaza con extenderse.

    Una de las asambleas de esta semana.
    Una de las asambleas de esta semana.

    ROSARIO-SANTA FE (ANDigital) La Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA), conducida por Pablo Palacio, comunicó la continuidad de la medida de fuerza que vienen llevando a cabo en puertos granarios de todo el país de forma conjunta con los trabajadores aceiteros desde hace 15 días.

    Es en rechazo a “la intransigencia de las patronales agroexportadoras que se niegan a completar la pauta salarial del 2020 y dar un aumento digno para el 2021” e informaron que “continúan sin recibir propuestas serias dignas de ser analizadas”.

    En un comunicado conjunto titulado “Navidad en huelga”, los gremios denunciaron que la parte empresaria está buscando “disciplinar a los trabajadores y conjuntamente enviar un mensaje para el resto del empresariado y la clase trabajadora: la reactivación económica que se espera para el 2021 se la quedarán las empresas, en este caso tres o cuatro vivos que forman un oligopolio, y la salida de la pandemia tan esperada no traerá alivio para las familias que viven de su trabajo, sino que irá a engrosar las ganancias del capital concentrado”.

    Además, resaltaron la intención empresaria de “extorsionar al Gobierno nacional, e inclusive desestabilizarlo. No sólo buscan la aprobación de su proyecto de ley presentado por el Consejo Agroindustrial que ellos mismos crearon y presiden, que implica nuevas rebajas de retenciones para las agroexportadoras y otros beneficios fiscales, sino que al no liquidar divisas continúan apostando a una nueva devaluación del peso argentino que también redundaría en una nueva recomposición de sus extraordinarias ganancias”.

    La medida de fuerza que está llevando a cabo URGARA junto con el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros del Departamento San Lorenzo (SOEA), que lidera Pablo Reguera, y la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (FTCIODyARA), encabezada por Daniel Yofra, está afectando a la totalidad de puertos agroexportadores del país de las empresas Cargill, Bunge, ADM, Dreyfus, Glencore, COFCO, Terminal 6, Molinos Río de La Plata y Aceitera General Deheza (AGD), como así también a las plantas que proveen el mercado interno, todas empresas agrupadas en la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) y en la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPCC).

    Desde el frente gremial rechazaron la propuesta presentada en las últimas horas por la parte empresaria, señalando que “el aumento que proponen a los aceiteros -que no recompone el salario del 2020 y se escalona hasta dentro de ocho meses- sería “no remunerativo”. Esto quiere decir que las empresas que más ganan no piensan pagar las cargas y contribuciones patronales correspondientes, desfinanciando al Estado nacional en un momento crítico como el que atravesamos desde la llegada de la pandemia. La quieren todas para ellos”.

    “Los trabajadores y trabajadoras, nuestras familias, pasaremos la navidad en la huelga, única herramienta de la clase trabajadora para lograr sus objetivos, defendiendo lo que nos llevó años conseguir: un salario que cubra nuestras necesidades y que nos permita una vida digna”, afirmaron los gremios de forma conjunta.

    “Algunos pueden creer que estamos solos, librados a nuestra suerte. Que sepan que estamos decididos a llegar hasta el fin, y contamos con algo que desconocen las patronales: la solidaridad obrera”, concluyeron recibidores de granos y aceiteros. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales