27 Sep. 2022 | 01:33
27 Sep. 2022 | 01:33
Salud

Menstruación post COVID: el 50 % de las mujeres tendrá modificaciones en su ciclo

  •   |  
  • Dolores, mayor cantidad, retrasos y síntomas premenstruales más marcados son algunas de las consecuencias después de haber padecido coronavirus ¿Una realidad que llegó para quedarse?

    Confluyen muchos factores.
    Confluyen muchos factores.

    Por Sandra Magirena (*)

    Desde que empezó la pandemia se pudo visibilizar en el consultorio que mujeres que tuvieron COVID o que recibieron la vacuna, notaban cambios en sus menstruaciones. Tanto en la frecuencia, la duración, los dolores, como en el volumen o los síntomas premenstruales.

    Según parámetros de normalidad estandarizados por la FIGO (Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia) durante o post la infección por COVID, el 50 % de la población mundial de mujeres tendrá en algún momento modificaciones en su periodo.

    Esto se debe a que el virus afecta directamente al sistema inmune, al hipotálamo y a algunas sustancias que hay en el endometrio, participantes junto a la hipófisis, los ovarios, el sistema vascular y la coagulación del complejo mecanismo de hormonas que determinarán la cualidad y cantidad del sangrado, y los síntomas asociados.

    Los cambios producidos por la infección del Sars Cov 2 y la enfermedad COVID modifican estas funciones y pueden alterar el ciclo, provocando diversos síntomas y hasta producir amenorrea (ausencia de los períodos menstruales).

    Además, no debemos dejar de lado otros factores que impactan en el ciclo y que están muy relacionados al escenario actual global como el estrés, el aislamiento y el miedo a contagiarse.

    Respecto a las vacunas, un trabajo recientemente publicado por el BMJ (Bristish Medical Journal), reportó modificaciones asociadas luego de la inoculación, pero los cambios observados en la modificación de los ciclos no duraron más de tres meses.

    Lo que muestra que, si bien pueden existir modificaciones en los ciclos con la infección de Sars cov 2 y cualquiera de las vacunas circulantes, las modificaciones han sido reversibles en los ciclos siguientes, y la función ovárica no se vio afectada luego de la recuperación de pacientes, aún en los casos más severos de enfermedad.

    Una de las consultas que más llegan a los profesionales de la salud es si haber sufrido COVID puede generar problemas en la salud reproductiva. En los comienzos de la pandemia las sociedades internacionales de fertilidad recomendaron suspender los tratamientos que no fueran estrictamente de urgencia anta la posibilidad de alguna consecuencia por la infección viral, con el correr del tiempo al ver que no generaba problemas esto se ha ido modificando.

    En algunos casos, el endometrio puede verse afectado por el COVID al igual que con el estrés que produjo la pandemia, de allí las asociaciones de modificación de ciclo y coronavirus. Si bien puede verse modificada la función ovárica en los primeros estadios de la enfermedad, muchos trabajos demuestran que esto es reversible y que no afecta la reserva ovárica ni a la calidad de los embriones.

    Recién en el 2021 se comenzaron las primeras investigaciones en el mundo relacionadas a menstruación relacionada al Covid. Por lo que la literatura científica reconoce la falta de investigación en este tema e invita a que se profundicen estos interrogantes con mayor rigor científico.

    Es importante que las mujeres estén alertas en cuidar su salud integral, se vacunen y guarden reposo y realicen el aislamiento recomendado cuando cursen la enfermedad. Ante cualquier síntoma inusual en el periodo menstrual acudir al especialista.

     

    (*) Ginecóloga y Sexóloga (MN 65130)

    Miembro de la Sociedad Argentina de Ginecología Infanto Juvenil (SAGIJ).

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales