30 Sep. 2022 | 23:29
30 Sep. 2022 | 23:29
¡Atención!

Así funcionan las estafas en Marketplace de Facebook

  •   |  
  • Cada vez más los damnificados que han efectuado compras y reciben otro producto diferente al que adquirieron o directamente jamás lo reciben. Las recomendaciones del caso.

    Poco sustento.
    Poco sustento.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) MarketPlace es la herramienta que Facebook le brindó a sus usuarios para que puedan tener su propia “venta de garage” online (sea con productos nuevos o usados).

    A diferencia de otros sitios de comercio electrónico, esta plataforma no cobra comisiones por las transacciones entre usuarios. Cuando una persona está interesada en un artículo, se comunica con el vendedor a través de Facebook Messenger, el sistema de mensajería integrado en la red, pero la plataforma no ofrece un sistema interno para pagos y envío de productos.

    Así, queda en la legitimidad de ambas partes para que se lleve a cabo una compra-venta en los términos pautados.

    La realidad es que son cada vez más los damnificados que han efectuado compras y reciben otro producto diferente al que adquirieron o directamente jamás lo reciben.

    De acuerdo a los especialistas de BTR Consulting, existen dos modalidades habituales de engaño en este espacio:

    1) Compras que nunca llegan

    Los delincuentes crean un perfil falso y publican atractivos anuncios fraudulentos con propuestas tentadoras y a muy buen precio. Estos productos nunca se envían al comprador, pero si se quedan con el dinero cobrado a la víctima.

    Este tipo de ardid se vuelve cada vez más eficiente cuando el supuesto artículo se encuentra lejos del área geográfica del potencial cliente. Es decir, ofertas muy tentadoras, precios muy convenientes y dificultad de acceso físico.

    2) Robo de datos

    Sólo hace falta generar un perfil apócrifo y poner a la venta un producto que nunca será entregado, para lo cual enviarán un código bajo el argumento falaz de autenticación de identidad, que no será otra cosa que un PIN o Token para robar tu homebanking, whatsapp o recuperar la contraseña de tu correo.

    Mientras este ciclo ocurre, los anuncios, el proceso fraudulento y su evidencia mágicamente desaparece y una vez que la denuncia es aceptada por las plataformas, la respuesta suele ser “el aviso y el sitio ya no están disponibles” es una muy buena forma de contestar “el problema es tuyo”. Es necesario aceptar que se producen millones de denuncias por semana y que atenderlas requiere una gimnasia que evidentemente debe ser mejorada.

    Tanto en Instagram como en Facebook los delincuentes cierran la cuenta y simplemente abren otra. Una vez que han tenido cierto éxito, eliminan sus anuncios y cierran sus cuentas para evitar ser denunciados o identificados.

    En general las plataformas preguntan si se 'incumplen las reglas” pero no preguntan si sospecha que es una estafa, ya que las reglas en general dirán que no se permite la publicidad engañosa o la actividad delictiva.

    Casi el 50 % de las víctimas de estafas engañadas on-line no informan la estafa a la plataforma ya que estiman que no le dará tratamiento.

    Recomendaciones 

    • Revisar el perfil del comprador o el vendedor para verificar si es auténtico o una cuenta falsa.

    • Desconfiar de propuestas demasiado buenas para ser reales: si el precio está muy por debajo de su valor de mercado hay que “encender las alertas”.

    • En cuanto a los métodos de pago, lo recomendable es hacerlo únicamente con sistema de pago garantizado, de forma online y evitar realizarlos en efectivo. A parte de eso, se recomienda nunca pagar por adelantado.

    • Como regla general, nunca dar contraseñas ni compartir clave de Token Virtual o PIN, que es una herramienta para realizar transferencias bancarias online.

    • Al momento de concretar la compra-venta de los artículos hacerlo preferentemente en lugares públicos y en lo posible con cámaras.

    * * *

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales