30 Sep. 2022 | 22:15
30 Sep. 2022 | 22:15
IT

Solución tecnológica: cinco pasos para impulsar el progreso de una PyME

  •   |  
  • Los ejes principales giran en torno a acceder a la nube; disponer de seguridad integral; garantizar la continuidad; optar por infraestructura híbrida y trabajar con adaptabilidad. Los detalles.

    Espaldarazo.
    Espaldarazo.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) La empresa líder en tecnología en la nube, DataWise, brindó detalles de cómo potenciar el crecimiento de las PyMEs. En ese sentido, aborda las ventajas de las soluciones híbridas y acerca recomendaciones para sostener la continuidad del proyecto frente a amenazas físicas, fallas y ataques informáticos.

    Acceder a la nube

    La nube posibilita manejar grandes cargas de trabajo desde cualquier punto y con un tiempo de respuesta mínimo. Además, es una solución que trasciende las ventajas técnicas para ofrecer una batería de beneficios con foco en el crecimiento de las medianas empresas.

    Estos servicios pueden contribuir al desarrollo de las PyMEs según su modelo de negocio. Para ello, se otorgan a la par de atención permanente, con oportunidades de contacto en castellano, como bien puede ofrecerlo una proveedora de origen nacional.

    Es aconsejable contar con un socio cloud presente, disponible las 24 horas todos los días, para lograr una comunicación efectiva que permita sortear cualquier eventualidad. Una tecnológica de trayectoria sabrá preparar en el know how al personal IT de la organización.

    Del mismo modo, mantener un diálogo fluido es fundamental para reajustar proyectos, prevenir irregularidades y en caso necesario, activar rápidamente planes de contingencia. Se recomienda contemplar tales ventajas al minuto de contratar estos servicios.

    Disponer de seguridad integral

    A medida que una PyME amplía su proyección crecen en simultáneo los riesgos no solamente vinculados con la seguridad informática de los datos, sino aquellos asociados con la integridad física del lugar de trabajo.

    Debido a esta premisa, se plantea la necesidad de abordar una estrategia que contemple el control total del edificio en cuestión. Desde el ámbito tecnológico se aconseja afrontar este desafío mediante la puesta en marcha de soluciones integrales, de extremo a extremo.

    Dentro de esta categoría destacan recursos como la videovigilancia, los controles de acceso, la seguridad perimetral e incluso técnicas más recientes y de mayor sofisticación como el reconocimiento facial, de comprobado éxito en las organizaciones de mayor escala.

    Es importante recordar que las vulnerabilidades no se limitan al accionar delictivo. Corresponde prever aquellos peligros que surgen de aspectos propios del ambiente, como la temperatura y el aforo, un factor clave en tiempos de pospandemia.

    Garantizar la continuidad

    Hoy en día, las empresas necesitan contar con un plan que permita garantizar la protección de sus datos críticos y la disponibilidad de sus sistemas. En este marco, es recomendable evaluar posibles escenarios para mitigar los riesgos de carácter informático.

    Actualmente, son moneda común los hackeos, la ingeniería social, modalidades como el ransomware o cualquier tipo de ciberataque. Ante ello, algunas tecnológicas como la argentina Data Cloud ofrecen servicios de “Disaster recovery” y “Backup como servicio”.

    De acuerdo al CEO de la firma, Diego Malaspina, “es clave mantener al menos una copia de toda la información, así como un plan de contingencia que posibilite reactivar las funcionalidades críticas y dar continuidad a las actividades de la PyME”.

    De este modo, el personal y los clientes pueden seguir accediendo a los sistemas. DataCloud también ofrece resguardos “latentes”, que están “listos para sostener la continuidad de inmediato, tras cualquier tipo de falla o intrusión”, según explica Malaspina.

    Optar por infraestructura híbrida

    A la hora de ampliar el potencial de las PyMEs a través de los servicios en la nube es importante buscar la solución que mejor se adapte al tipo de negocio, a fines de maximizar la operativa de acuerdo a sus necesidades específicas.

    Resulta central elegir una distribuidora de cloud computing que presente una propuesta flexible en cuanto a las prestaciones, con facilidades para decidir si es mejor trabajar sobre una nube pública, privada o montar una infraestructura “on-premises”.

    El equilibrio entre estas opciones contribuye a la escalabilidad, con la apertura necesaria para aplicar una solución híbrida. Estos modelos conservan las ventajas de sus propuestas de origen, a las que añaden otros beneficios que surgen de la personalización.

    Las propuestas “on-premises” o in situ permiten acceder a las soluciones cloud a la par del equipamiento, del que se encargan las proveedoras a la hora de instalar, actualizar y reemplazar, a fines de que las pymes no tengan que reinvertir constantemente.

    Trabajar con adaptabilidad

    Como plus, es posible optar por este tipo de solución a partir de una contratación en cuotas, flexible y escalable. Es decir, que se adapte en todo momento al presupuesto, las orientaciones y las decisiones de rigor de cada PyME.

    Se debe considerar que la tecnológica a cargo del cloud computing cuente con trayectoria e infraestructura acorde a los requerimientos del negocio, con el propósito de que pueda respaldarlo al momento de expandir el nivel de operación.

    En estas ventanas es clave que la proveedora cuente con experiencia, visión y habilidad de innovación permanente para acompañar los movimientos estratégicos y avances del proyecto, una ventaja competitiva que representa un diferencial en el mercado IT. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales