30 Jan. 2023 | 19:17
30 Jan. 2023 | 19:17
Juego

¿Qué pasa por nuestro cerebro cuando jugamos a la ruleta?

  •   |  
  • Los juegos de azar se han popularizado en los últimos tiempos, fundamentalmente por la facilidad de acceder a ellos. Pase y vea los beneficios y riesgos que ello conlleva.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Existen diferentes estudios que analizan el funcionamiento de nuestro cerebro cuando apostamos en juegos de azar. Este tipo de juegos infiere por su nombre que las chances de ganar están libradas a la suerte. Sin embargo, los estudios demuestran que en la mayoría de las ocasiones nuestra mente actúa creyendo que puede incidir en el factor aleatorio.

    Tanto en las plataformas de juego online como en los casinos de tierra, los juegos de azar tienen un gran caudal de audiencia. Entre ellos, la ruleta es uno de los más populares. Aunque este tipo de juegos se caracterizan por la suerte, es esencial conocer las opciones que existen y saber cómo se juega a la ruleta. Esto permite tener más libertad en el juego como, por ejemplo, el poder elegir qué variante se ajusta más al gusto del jugador entre todos los tipos de ruleta que existen.

    Sin embargo, conocer en mayor o menor medida el juego no incide sobre el factor aleatorio de su resultado que, al fin y al cabo, es lo que determina qué número saldrá. Un artículo publicado en The Guardian, a través de estudios que realiza el Dr. Sharman, un especialista en psicología de las apuestas, explica cómo muchas veces la mente humana intenta controlar el azar a través de falsas creencias. El mismo artículo desarrolla sobre cómo los casinos suelen hacer uso de estos mecanismos para que los jugadores insistan en sus premoniciones y continúen apostando.

    La falacia del jugador y otras falsas creencias

    La falacia del jugador es un concepto que se basa en la lógica errada que se aplica al creer que los sucesos del pasado pueden afectar a los del futuro. El Dr. Sharman lo explica a través de un ejemplo muy sencillo: en las ruletas de los casinos suelen estar exhibidos los números que salieron en jugadas anteriores, los denominados “números calientes”, o aquellos que todavía no salieron, los “números fríos”. El jugador inevitablemente tiende a tener en cuenta esta información que incide en su apuesta, ya sea porque cree que habrá más chances de que se repitan aquellos números que ya salieron, o viceversa.

    Los estudios demuestran que esta forma de procesar los hechos es característica de la mente humana. En el juego, esta falacia puede llevar a la compulsión de querer seguir apostando por la falsa ilusión de que se tiene cierto control sobre la suerte. Este sesgo en los juegos de azar puede llevar tanto a grandes pérdidas financieras como a graves consecuencias en la salud psíquica

    Así como la falacia del jugador, también existe otro tipo de creencias que afectan la toma de decisiones que incluso pueden verse en las acciones diarias. No pasar por debajo de una escalera, no abrir un paraguas puertas adentro, son supersticiones que alteran nuestras decisiones. En la mesa de ruleta puede verse reflejado este tipo de pensamiento que conduce al jugador a apostar por ciertos números o por otros con la idea de que hay una fuerza mayor que lo indica.

    Los hombres jóvenes son el segmento de la población más afectada por el juego

    El mismo artículo de The Guardian explica que el fenómeno psicológico que acarrea la falacia del jugador suele aparecer con mayor fuerza en las personas que expresan un alto grado de confianza en sus decisiones. Esta característica puede convertirse en un punto ciego a la hora de apostar. Las estadísticas indican que el grupo de jugadores que mayormente tiende a operar bajo este tipo de lógica son los hombres jóvenes (menores de 35 años) de clase media.

    La ilusión de control sobre el juego prepondera en este segmento de la sociedad que, a la vez, es el que presenta mayores riesgos de caer en la ludopatía. El fácil acceso a internet a través de los dispositivos móviles expone a aquellos más susceptibles de caer en la adicción juego. La posibilidad de acceder a los casinos online desde la comodidad del hogar o desde cualquier punto del mapa puede ser un beneficio y un riesgo a la vez. Muchas veces puede ser difícil establecer un límite en las apuestas.

    Los portales de juego digital que operan con habilitaciones deben cumplir con requisitos supervisados por entidades reguladores que apuntan al cuidado de los jugadores. Por eso es importante verificar que el operador de línea cuente con los sellos de las autoridades correspondientes a cada región. Estos suelen encontrarse en la parte inferior se las páginas web. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales