24 Jan. 2021 | 09:13
24 Jan. 2021 | 09:13
Análisis

Elecciones en EE UU: Las plataformas tecnológicas también votan

  •   |  
  • La borrasca informática se cierne nuevamente sobre las decisiones que pueden afectar los destinos de nuestras vidas, a pesar de las presiones para combatir la desinformación y la manipulación.

    Más allá de Donald Trump versus Joe Biden.
    Más allá de Donald Trump versus Joe Biden.

    Por Gabriel Zurdo
    Especial para ANDigital (*)

    Los líderes de la industria son acusados de destruir empleos, arruinar negocios de sus competidores, encarecer precios, desalentar a otros emprendedores, amenazar la privacidad, censurar la libertad de expresión de los usuarios, y por supuesto, en un año complejo y ya camino a las elecciones de mañana, de “manipular la información y opinión del público”. Mark Zuckerberg, Sundar Pichai, Jeff Bezos y Tim Cook, son los protagonistas que ya declararon por videoconferencia en una audiencia, por una investigación que lleva meses.

    Por su parte, Facebook y Google comparten la acusación de acaparar la venta de publicidad, además de las acusaciones de sesgo en los motores de búsqueda, redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea, la moderación y manipulación de contenido, seguimiento de datos y ubicación de cada uno de nosotros. Sin embargo, los cuatro grandes sostienen que son políticamente neutrales y que los resultados están sujetos a la relevancia, volumen, popularidad e importancia del contenido tal y como lo califican los usuarios.

    En las postrimerías de las elecciones estadounidenses, las sospechas e intrigas de tener un rol relevante en la formación de la opinión pública sobre temas políticos y candidatos están a flor de piel, pero los cuatro coinciden en defender sus plataformas, su enorme aporte a la economía y el tejido social, al tiempo que niegan una posición de control en sus mercados.

    No obstante, en más de una oportunidad se ha verificado que participantes de un ejercicio práctico priorizaron reiteradamente la primera página de resultados de búsqueda y el orden de los resultados en esa página, incluso repitiendo el mismo patrón al invertir el orden de los resultados reales.

    Igualmente, tres meses atrás Facebook, Google, YouTube y Twitter censuraron el video viral de la conferencia de prensa celebrada por el grupo America’s Frontline Doctors y organizada y patrocinada por Tea Party Patriots, quienes compartieron sus puntos de vista sobre el coronavirus y la respuesta médica a la pandemia. 

    Con más de 17 millones de visitas acumuladas durante las ocho horas que estuvo alojado en Facebook, y más de 185 mil espectadores simultáneos, la red social eliminó el video por compartir información falsa sobre la cura y tratamientos contra el COVID-19, pero sin especificar qué fragmento del video consideró como "información falsa" o a quién consultó para tomar esa decisión. La acción de Facebook de censurar la transmisión en vivo fue rápidamente seguida por YouTube, con más de 80 mil visitas y, más tarde Twitter hizo lo mismo.

    Ante las elecciones, Twitter hizo público que planea etiquetar y eliminar de manera más agresiva los tweets relacionados con las elecciones que sean inexactos, y el motor de búsqueda Google, que filtraría resultados para evitar que los votantes sean engañados, particularmente de autocompletar sobre informes que afirmen una victoria anticipada. Pero, una de las preocupaciones es que el uso generalizado de boletas por correo en las elecciones estadounidenses debido a la pandemia de coronavirus podría causar retrasos significativos en los resultados del recuento, lo que podría implicar un aumento de información errónea.

    Una vez más la industria tecnológica parece tener protagonismo y convertirse en un instrumento difícil de regular. La borrasca informática se cierne nuevamente sobre las decisiones que pueden afectar los destinos de nuestras vidas, a pesar de las presiones para combatir la desinformación y la manipulación.

    Finalmente, la situación no parece ser distinta después de que las agencias de inteligencia estadounidenses determinaran que Rusia usó las redes para inmiscuirse en las elecciones presidenciales de 2016.

     

    (*) CEO de BTR Consulting - Especialista en ciberseguridad, riesgo tecnológico y de negocios.-

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales