02 Mar. 2021 | 08:17
02 Mar. 2021 | 08:17
Re cebados

El mate sale a pasear

  •   |  
  • A caballo de un pegadizo spot publicitario, una de las yerbateras líderes acompaña la transición hacia la renovación de algunas tradiciones, aunque sin perder la esencia. La ceremonia sale del ámbito privado del hogar, el encuentro se reconvierte y el amor por nuestra infusión sigue intacto.

    Combustible espiritual.
    Combustible espiritual.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) La marca pionera en la industria yerbatera de Misiones y una de las líderes en el mercado local sorprendió este verano con una pegadiza pieza publicitaria.

    No alcanza el nivel martilleo permanente de mate-café-harina-y-palmitos… pero el spot de “los que aman el mate aman Amanda”, también rankea alto.

    “Considerando que la etimología de la palabra Amanda refiere a ‘digna de ser amada’, observamos que el nombre tiene incorporado en su desarrollo dos verbos fundamentales: amar y dar”, contextualiza Alejandra Lapietra, jefa de Publicidad y Comunicación de la marca.

    Destaca asimismo que los creativos de Equipo Uno trabajaron en base a este concepto, “y así llegamos a los que aman viajar, los que aman las charlas con amigos, los que aman lo que hacen, los que aman arrancar bien el día, los que aman sentirse bien: los que aman el mate, aman Amanda”.

    En diálogo con ANDigital, la ejecutiva resume que la intención fue además “transmitir un poco de amor tras este clima tan raro de todo el 2020. La idea no focalizada en ‘comprá, comprá’, sino un costado más bien amoroso”.

    “Hace tiempo que queríamos hacer algo con el tema del nombre y se encontró un mensaje atinado en el momento adecuado”, celebra Lapietra.

    Por su parte, Eduardo Pintos, vicepresidente y director de Medios de la agencia de publicidad, indica que “este concepto multiplataforma –radio, vía pública, redes sociales- permite generar memorabilidad, es decir, la posibilidad de instalarse en la mente de consumidores actuales, así como también en los potenciales y futuros, teniendo en cuenta que la juventud ha adoptado el consumo de la yerba mate de forma creciente”.

    Sin imperativos

    “Cada uno con su mate no es lo mismo que ‘no compartan el mate’. Nos la pasamos atravesando indicaciones a veces confusas y contradictorias, cuando el común de la gente lo que buscar es recobrar cierta normalidad”, puntualiza Lapietra, al recalcar que más allá de la adversa coyuntura sanitaria “el mate es la excusa para sentarnos a charlar y que no dejemos de encontrarnos”.

    En lo que hace a la adaptación productiva en medio de la pandemia, habló de la salida al mercado de “más modelos de mates, más termeras, incluso en versión mochila para llevar en bicicleta”.

    “Hay que empezar a ‘pasear’ el mate, es una transición que viene desde hace unos años. Antes era muy privado del hogar pero va cediendo”, añade, mencionando en este punto que desde el 2003 la empresa viene dando el servicio de mate en bares.

    “Hay que empezar a sacar el mate a la calle y ahora es casi un imperativo, llevalo a cuestas, por más que cueste”, exclama la profesional de la comunicación con un juego de palabras.

    En cuanto a lo transversal del producto, reconoce que “todo lo que tiene que ver con el mate se recibe bien, pese a que la innovación siempre cuesta al principio” y que ahora “la ceremonia debe trasladarse al encontrarse”.

    Sin ir más lejos, menciona que “la yerba se heredaba” dependiendo de la que se consumía en la casa. “Si vas al súper y no la encontrabas, agarrás otra, allí puede haber un cambio; y también influye el bolsillo. Pero a priori nos quedamos con lo conocido, mientras que el consumir yerba en la casa de otros quizás abría el espectro a pasarse a otra marca”.

    Amás el mate, amás Amanda.

    Amás el mate, amás Amanda. ❤️ #AmoAmanda

    Publicado por Yerba Mate Amanda en Martes, 19 de enero de 2021


    Finalmente, teniendo en cuenta que Amanda es la principal exportadora de nuestro país en su rubro, Alejandra se refirió al particular caso de Siria, cómodo líder entre los países importadores de yerba mate.

    “No está para nada saturado ese mercado. Siria quiere más. Obedece a la gran comunidad que en su momento vino a la Argentina, adquirió la costumbre y la llevó a su lugar de origen. Como la religión no permite el consumo de alcohol y esta bebida no tiene ninguna ‘contraindicación’, fue creciendo el consumo. Cada uno con su mate chiquito. Se juntan, sí, comparten la pava o el termo y además son grandes embajadores del mate en el mundo, ya que donde hay comunidad sirio-libanesa hay un fuerte mercado latino vendiendo yerba”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales