25 Feb. 2021 | 09:47
25 Feb. 2021 | 09:47
Redes sociales

El Presto se burló del crimen de Úrsula y luego denunció “una vergonzosa opereta”

  •   |  
  • El periodista Eduardo Prestofelippo publicó una serie de repugnantes tweets tras el femicidio cometido en Rojas. La red social le bloqueó la cuenta y el repudio fue generalizado. Luego intentó aclarar qué quiso decir.

    El Presto junto a Patricia Bullrich, justo antes de escribir los posteos.
    El Presto junto a Patricia Bullrich, justo antes de escribir los posteos.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Eduardo Prestofelippo, más conocido como “El Presto”, publicó una serie de violentos y execrables tweets respecto del femicidio de Úrsula Bahillo en la ciudad bonaerense Rojas, y tras la catarata de repudios que incluso motivaron a Twitter a suspender su cuenta, el propio periodista intentó aclarar qué quiso decir y denunció una “vergonzosa opereta política”.

    Los tweets, que fueron tres, minimizaban el brutal asesinato de la joven de apenas 19 años de edad de Úrsula, en manos del oficial de la Policía Bonaerense Matías Martínez, todo en un marco de crítica a las políticas públicas con perspectiva de género, al movimiento feminista, a la restitución de derechos y hasta al lenguaje inclusivo.

    “Seguro que si Úrsula le hablaba con E a su asesino, se salvaba. Ah no. Perate un cachito”, rezaba uno de los execrables posteos, al tiempo que otro sostenía: “Úrsula le tendría que haber cantado (con un ukelele) una canción anti capitalista y antipatriarcal a su asesino. Eso seguro la salvaba”.

    Por último, sostuvo: “A mí me hicieron creer que con lenguaje inclusivo y con el Ministerio de la Mujer esto se solucionada. Emosido engañados” y, como si eso no fuera suficiente, agregó: “Defienden un gobierno que libera femicidas y violadores”.

    Esto naturalmente motivó el repudio de la inmensa mayoría de los internautas, hasta que fue la propia red social de microblogging la que decidió cerrar su cuenta, al menos momentáneamente, por lo que el propio periodista cordobés grabó un video “explicando” qué quiso decir, y lo difundió por una cuenta amiga, la de su pareja.

    “En el día de hoy fui víctima de una vergonzosa campaña de desinformación, lo que se conoce como una vergonzosa campaña política. Nunca pensé que desde el oficialismo se podía llegar a tanto, hoy me quedó demostrado que sí. Hoy hice unos comentarios en Twitter y los operadores del kirchnerismo lo usaron para decir que yo me burlé del femicidio de Úrsula, no me entra en la cabeza cómo alguien puede hacer política con eso, jamás me burlé ni me burlaría de un asesinato, de la muerte de una joven en manos de un enfermo”, comenzó diciendo el hombre que comulga con el espacio Juntos por el Cambio.

    Y prosiguió: “Lo que yo quise decir con esos tweets, que tal vez no se entendió, es que mientras el Ministerio de la Mujer gasta más de $ 50 millones en un catering para llenar las barrigas de funcionarios como Victoria Donda (sic), a nuestras hermanas, novias, primas, amigas, madres, las siguen matando a lo largo y ancho de la República. Lo que quise decir es un Estado gigante que abandona a su pueblo. Jamás me burlé ni me burlaría de una muerte, le pido disculpas a todos los que se ofendieron y no entendieron lo que quise decir, y en especial si estos tweets llegaron a la familia de Úrsula, les pido las disculpas correspondientes”.

    Se hace difícil entender este manojo de explicaciones a partir de la lectura de los posteos, aunque lo que sí queda claro es la liviandad con la que trató un hecho tan condenable como inaceptable, como lo es este femicidio que se concretó como la crónica de un final anunciado.

    Es interesante ser creativo, sobre todo en las redes; pero cuando la creatividad se convierte en algo canallesco, merece el repudio generalizado. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales