21 Oct. 2021 | 02:01
21 Oct. 2021 | 02:01
Conmemoración

Se cumplen 15 años de la segunda desaparición de Julio López

  •   |  
  • Organismos de Derechos Humanos realizan de actos para recordarlo y exigir que se esclarezca el hecho. Su hijo criticó la Justicia y adelantó que le pedirán al fiscal que “tome alguna decisión con respecto a la investigación”.

    Lo recuerdan con distintos actos.
    Lo recuerdan con distintos actos.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) Este 18 de septiembre se cumplen 18 años de la segunda desaparición de Jorge Julio López y con distintos actos que se realizarán en varios puntos de país, organismos de Derechos Humanos lo recordarán, realzando su nombre como uno de los tantos luchadores por la memoria, la verdad y la justicia.

    Los homenajes se iniciaron durante la noche del viernes con la proyección en la fachada de la sede de la Comisión Provincial por la Memoria, con el video del testimonio que el albañil brindo en el juicio contra el represor Miguel Etchecolatz, cuando culpó por crímenes de lesa humanidad al expolicía bonaerense.

    En este mismo sentido, en la Comisaría Quinta de La Plata, uno de los centros clandestinos donde estuvo cautivo López durante la última dictadura cívico militar, se colocará el retrato que le hizo la fotógrafa Helen Zout, como parte una serie de intervenciones con el objetivo de exigir que se esclarezca su segunda desaparición, ocurrida en el año 2006.

    Además, se pondrá una placa en la imagen de López instalada en las calles 8 y 51, sede de los tribunales federales. Mientras que, en otra actividad convocada por Hijos de la ciudad de Berisso se inaugurará un mural de 18 metros de largo en la calle Montevideo y 8, donde estará la imagen del albañil junto a la de otros desaparecidos.

    En relación a la causa, su hijo Rubén López se quejó de que la investigación “está en lo mismo que siempre, en la nada”, y remarcó que “es nula al no darnos una conclusión exacta de lo que pasó”. A su vez, al ser consultado por el estado del expediente, expresó: No soy yo quien tenga que responder eso sino el fiscal”.

    Por otro lado, señaló que "hubo momentos, inclusive para los cinco años, en que había aparecido un testigo, y tuvimos la ilusión de que íbamos a encontrar algo y la decepción fue muy grande. A partir de ahí nos hicimos una coraza y cuando hay alguna información la tomamos con pinzas".

    Asimismo, se refirió al tétrico momento en el que, durante el juicio, Etchecolatz apareció en la sala con un papelito que decía “Jorge Julio López, secuestrado” y, sobre esto mismo, sostuvo que al día siguiente “me presenté con nuestro abogado ante el fiscal para decirle que traiga a Etchecolatz y que nos explique qué quiso decir con eso: todavía estoy esperando que lo convoquen”.

    Cabe recordar que, en el año 2006, el albañil, que vivía en la localidad platense de Los Hornos, había relatado el horror de la aplicación de tormentos y asesinatos contra detenidos en el "Pozo de Arana", donde se montó un centro de detención clandestina durante los años de la represión ilegal.

    En su primera detención, lo habían secuestrado la noche del 27 de octubre de 1976, junto a otros militantes peronistas. A la cabeza de los grupos de tareas que se desplegaron esa noche estaba el director de Investigaciones de la Policía Bonaerense, Etchecolatz, hombre de extrema confianza del jefe de la fuerza, coronel Ramón Camps.

    Durante seis meses estuvo encarcelado ilegalmente, en cuatro centros clandestinos, conocidos como Cuatrerismo, Pozo de Arana, Comisaría Quinta y Comisaría Octava. Allí había sido torturado y también había presenciado varios asesinatos, entre ellos los de sus compañeros de militancia, Patricia Dell’Orto y Ambrosio Francisco de Marco.

    Sus testimonios en el marco del juicio fueron fundamentales para reconstruir parte de los episodios ocurridos en esos lugares. Cuando iba a presenciar la lectura de la condena contra sus represores, el 18 de septiembre de 2006 salió de su casa y la última vez que lo vieron fue a pocas cuadras. Desde entonces, nada se sabe de él y es uno de los emblemas de la lucha por los Derechos Humanos. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales