02 Mar. 2021 | 08:33
02 Mar. 2021 | 08:33
Gran atractivo

Impulsan al Faro Querandí de Villa Gesell como el Parque Nacional número 40

  •   |  
  • Se trata de las últimas playas vírgenes del ecosistema dunícola argentino. “En todo el país, no hay un ecosistema con estas características”, destacó el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, Juan Cabandié.

    Una extensión de 21 kilómetros.
    Una extensión de 21 kilómetros.

    VILLA GESELL-BUENOS AIRES (ANDigital) El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, expresó la intención de que la Reserva Natural Faro Querandí, ubicada en el partido de Villa Gesell, sea convertida en un Área Protegida a nivel nacional.

    “En todo el país, no hay un ecosistema con estas características, por eso es de vital importancia hacerlo”, afirmó el funcionario durante una recorrida por el lugar.

    En este contexto, puso de relieve que “junto a Parques Nacionales, al Gobierno nacional y al intendente Gustavo Barrera queremos que el Faro Querandí sea el Parque Nacional número 40 de nuestro país”.

    “Creemos que es muy importante porque no hay un ecosistema de estas características que tenga la categoría de área protegida”, reiteró, para luego pedir “hacer sinergia” entre las distintas autoridades municipales, provinciales y nacionales para llevar a cabo la propuesta.

    Ubicada a cinco kilómetros de Mar Azul, al sur del Partido de Villa Gesell, la Reserva Natural Faro Querandí comprende 5757 hectáreas de dunas y pastizales junto a la Costa Atlántica con una extensión sobre ella de 21 kilómetros y un ancho variable de tres kilómetros. Actualmente se desarrollan actividades científicas, turísticas y educativas, que podrían potenciarse con su conversión a Parque Nacional.

    “El Parque Nacional sería realmente un orgullo para Gesell, para la Costa, para las y los bonaerenses y para todas las argentinas y argentinos”, prosiguió el titular de la cartera ambiental, aunque señaló que en última instancia será el Congreso nacional el que deba aprobar la propuesta.

    Se trata de las últimas playas vírgenes del ecosistema dunícola argentino, cuyo cuidado y conservación es importante no solo por el cuidado del medioambiente, la preservación de la biodiversidad autóctona y su atractivo turístico, sino también porque las dunas costeras constituyen además un importante reservorio de agua potable, al captar y filtrar el agua de lluvia que alimenta las napas subterráneas. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales