viernes 12 de abril de 2024 - Edición Nº3674

Economía | 25 feb 2024

Caballito de batalla de Milei

El FMI le pone paños fríos a la dolarización: “No es una panacea”

La primera subdirectora general del organismo, Gita Gopinath, sostuvo que “los procesos de estabilización no son rápidos, llevan tiempo, y eso es lo que también se desprende de la experiencia de otros países que han llevado a cabo programas parecidos”.


Tras su visita a la Argentina, la primera subdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, se refirió a la marcha del Gobierno de Javier Milei y se enfocó en la tan mentada dolarización, por lo que sostuvo que el “régimen monetario que tiene un país es una decisión soberana”.

De todos modos, manifestó que “lo que vemos, por la experiencia de otros países, es que la dolarización no resuelve todos los problemas”, dado que sin disciplina fiscal, aunque se dolarice, se puede seguir teniendo problemas y esto “no es una panacea”.

“Aquí se trata de un ancla fiscal muy ambiciosa, que consiste básicamente en deshacerse de todo déficit fiscal y poner fin a la financiación monetaria, cosa que el Gobierno ha hecho y ha conseguido hacer en el primer mes de este año, como todos han reconocido. Estamos viendo cómo baja la inflación, si bien sigue estando a un nivel muy alto. Los procesos de estabilización no son rápidos, llevan tiempo, y eso es lo que también se desprende de la experiencia de otros países que han llevado a cabo programas parecidos”, contextualizó.

En igual tenor, manifestó que “la estabilización completa lleva tiempo. Así pues, todavía estamos en tiempos muy difíciles”. 

“En segundo lugar, si bien se está llevando adelante una importante y necesaria consolidación fiscal, al mismo tiempo será necesario asegurarse de que el coste de este ajuste se reparte entre toda la sociedad y que no recaiga desproporcionadamente sobre la clase media, la clase media baja y los pobres”, alertó Gopinath. 

Acto seguido, recalcó en declaraciones a La Nación que “hará falta asegurarse de que la reducción del déficit fiscal no recaiga sobre los segmentos vulnerables de la sociedad. Esto también significa asegurarse de que las pensiones y la asistencia social sigan el ritmo de la inflación”. 

“Pero también es importante asegurarse de que la recaudación provenga de, por ejemplo, un mejor impuesto sobre los ingresos sobre las personas físicas para que las personas con ingresos elevados contribuyan a este ajuste”, anexó, para también marcar como “importante reducir los gastos fiscales y en particular los privilegios especiales concedidos a algunas regiones. Esos beneficios son costosos. Esa debería ser otra vía”. 

“Así que, para que esta consolidación pueda continuar, se requerirá de otro tipo de instrumentos, otro tipo de políticas para poder proporcionar más asistencia social que a la vez se necesita para conseguir apoyo social por el programa. La otra pieza necesaria, donde hay una coincidencia, es la importancia de tener más claridad sobre la política monetaria y el régimen cambiario. lo cual ayudaría también a bajar la inflación”, prosiguió la número dos del organismo crediticio internacional. 

Por último, manifestó que “se reconoce el enorme potencial que tiene Argentina, en muchos sectores, incluyendo minería, energía y tecnología, al igual que su enorme potencial humano. Y que las reformas son necesarias. Esto es después de tener una década de caída en el ingreso per cápita. En un país con tanto potencial, las importantes reformas de mercado que se proponen podrían ayudar a que esos sectores vuelvan a crecer con más dinamismo”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias