lunes 15 de julio de 2024 - Edición Nº3768

Política | 3 jul 2024

Debate

Ministro de Kicillof advirtió que “bajar la edad de imputabilidad no va a cambiar nada”

El titular de la cartera de Seguridad bonaerense, Javier Alonso, se refirió al proyecto que el Gobierno nacional envió al Congreso para crear  un nuevo Régimen Penal para los adolescentes de entre 13 a 18 años que delinquen.


El ministro de Seguridad bonaerense, Javier Alonso, consideró necesario modificar el actual Régimen Penal de Minoridad, aunque se mostró escéptico respecto a la intención del Gobierno nacional de bajar la edad de imputabilidad a 13 años.

“Delito de adulto, pena de adulto” fue el lema que dio a conocer el Gobierno nacional la semana pasada, cuando envió al Congreso a fin de crear un nuevo Régimen Penal para los adolescentes de entre 13 a 18 años que delinquen.

En este marco, Alonso sostuvo que el actual Régimen Penal de Minoridad “está vigente desde la dictadura, es un decreto-ley de Videla que necesita cambios”, pero contrapuso: “Bajar la edad por sí sólo no va a resolver nada”.

“Es necesario llegar a los jóvenes antes de que inicien esas trayectorias delictivas. Hay 5,2 millones de pibes y pibas menores de 16 años”, argumentó el funcionario de Axel Kicillof.

Para graficar su posición, indicó que “la policía aprende a unos 5.500 menores de 18 años, vinculados a temas delictivos por año, de los cuales muchas veces son atrapados con armas de fuego, robando motos y siendo parte de una organización con adultos, en un recorrido muy violento”.

“Hay una construcción de una identidad violenta. Provienen de familias que no se pudieron hacer cargo de su crianza, situaciones de consumo, abusos, o con trayectorias educativas disruptivas hasta que terminan ranchado con adultos”, explicó.

De cara al venidero debate, el titular de la cartera de seguridad sostuvo que “más allá de la edad, tenemos que cortar ese circuito y eso es lo que estamos haciendo en la Provincia”.

“Cuando un menor es detenido tras cometer un delito grave, no importa la edad que tenga, la Justicia de menores lo encierra en un instituto de máxima seguridad. Depende de la sentencia que obtenga, puede recibir una pulsera u otro tipo de tratamiento morigerado en un centro de referencia”, comentó.

 

 

A su vez, destacó la coordinación con los municipios: “Estamos trabajando con los intendentes para que los menores de 16 años que cometen delitos que no son graves, reciban un seguimiento y sean vinculados a programas preventivos para que no vuelvan a delinquir”.

 

Y finalizó: “El problema está, igual que en los adultos, lo que tenemos que discutir es qué va a hacer el Estado con esta situación. En la Provincia detenemos menores que cometen delitos y muchas veces la fiscalía los devuelve a la familia sin un tratamiento. Tenemos que ofrecerles alternativas para que reciban un tratamiento, que tiene que ser distinto al de los adultos”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias