17 Jan. 2022 | 01:58
17 Jan. 2022 | 01:58
Polémica

Berni: “Hay muchas cosas que no cierran” en el caso de los policías detenidos en San Clemente

  •   |  
  • Según el ministro de Seguridad, “hasta ahora no hay ningún elemento que pruebe” un apremio ilegal por parte de un efectivo. Dijo que los moretones de la víctima fueron autoinflingidos.

    Sergio Berni.
    Sergio Berni.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) La detención de los nueve policías bonaerenses por cometer apremios ilegales e incluso llegar a provocar la muerte de una persona que horas antes había sido detenida con un brote psicótico en un hotel de San Clemente del Tuyú no deja de levantar polvareda, y ahora el ministro de Seguridad Sergio Berni enfatizó que “hay muchas cosas que no cierran”.

    “Si un policía de nuestra provincia ha cometido un apremio ilegal este ministro va a ser el primero en sancionarlo ante la ley, pero para eso necesito elementos de prueba y hasta ahora no tengo ninguno que lo indique. Necesito saber qué pasó y, si pasó, quién lo hizo”, remarcó el funcionario ante el canal Crónica TV.

    Berni cuestionó los resultados preliminares de la autopsia realizada sobre el cuerpo de Alejandro Martínez, de 35 años de edad, quien fue detenido el miércoles por la noche por cometer destrozos en el Hotel Fontainblue de la mencionada localidad del Partido de La Costa, y apareció muerto en la madrugada del jueves en los calabozos de la Comisaría Tercera.

    De acuerdo a ese informe, Martínez falleció como consecuencia de una “asfixia mecánica” y previamente sufrió numerosos golpes en distintas partes del cuerpo, y al respecto el funcionario de Axel Kicillof enfatizó que el sujeto “había sido detenido tres veces en menos de una semana”, y que en una de esas oportunidades “lo encontraron tirado en la calle totalmente drogado, no respondía a nada, por lo tanto llamaron a la policía que lo llevó al hospital”.

    “Cuando llaman del hotel porque estaba con un brote psicótico rompiendo todo, llegó la policía y el hombre, lejos de resistirse, estaba sentado en la cama diciendo que lo querían matar, todo con un delirio, y lo llevan a la Comisaría caminando. Obviamente que estaba lleno de moretones y lastimaduras por ese brote que tenía”, dijo.

    Y prosiguió: “En los resultados de la autopsia dice que 'por los datos expuestos la muerte dataría aproximadamente de 17 a 20 horas', después empieza a describir todas las lesiones que tiene, y aclara que 'se deja constancia que dichas lesiones tendrían un tiempo de evolución menor a 24 horas', o sea que corresponderían exactamente con el episodio violento que tuvo en el hotel”.

    Berni detalló que, de acuerdo a esta medida pericial, “lo único como traumatismo contuso que se observa es la fractura de dos costillas”, y que esta lesión “solamente puede producir muerte” cuando se lesiona un pulmón, pero que “en la autopsia los pulmones y las pleuras están intactas, no hay ninguna lesión pulmonar”.

    Explicó además que, si bien según el informe preliminar “la causa de muerte sería un paro cardiorrespiratorio traumático, secundario probablemente de una asfixia de tipo mecánica”, Martínez no presentaba lesiones en el cuello: “Tiene músculo del cuello, tiroides, tráquea y columna vertebral sin lesiones”, dijo.

    En ese marco, cuestionó la expresión “probablemente” del informe forense: “Una asfixia mecánica se determina o no”, tras lo cual calificó a la autopsia como “bastante superficial”.

    “Nada de esto me cierra. Me genera muchas dudas y suspicacias. Más que aportar una prueba, deja muchas confusiones. Por eso he pedido una nueva autopsia con un perito de parte porque quiero saber exactamente qué pasó”, agregó.

    E insistió: “Si hay un policía que ha cometido algún exceso en sus funciones va a ser sancionado con la mayor rigurosidad de la ley. Ahora, tampoco vamos a permitir que se intente desviar la instigación por alguna causa en especial. Conozco muchas situaciones que para tapar una noticia se intenta hacer otra”.

    Los familiares, por su parte, cuestionaron las expresiones del ministro y reiteraron que Martínez “fue asesinado”, al expresar que “no es cierto lo que dice Berni, están encubriendo a los policías. A nosotros primero la Policía nos dijo que murió de un infarto por sobredosis y que murió en la vía pública, y después resulta que apareció todo golpeado en un calabozo”, aseguró su exmujer Laura Lagana, expareja, madre de un hijo de la víctima y abogada.

    “Claramente fue un homicidio, lo mataron a golpes y están tratando de encubrir a los policías acusados”, señaló, en diálogo con Télam. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales