27 Sep. 2022 | 02:10
27 Sep. 2022 | 02:10
Grave

Detuvieron por abuso y acoso a los entrenadores de fútbol femenino de Argentino de Quilmes

  •   |  
  • Padre e hijo conformaban una dupla técnica y los arrestaron después de que salieran a la luz una decena de casos de jugadoras menores, quienes denunciaron insinuaciones, mensajes subidos de tono y fotos.

    QUILMES-BUENOS AIRES (ANDigital) Los entrenadores de fútbol femenino del club Argentino de Quilmes, acusados por abuso sexual agravado y grooming, fueron detenidos en las últimas horas en la localidad bonaerense de Luján, donde se habían escondido luego de que los denunciaran, informaron fuentes policiales.

    Omar Giménez, de 52 años, y Diego Giménez, de 27, padre e hijo, se encontraban prófugos desde la semana pasada, luego de que una menor de 13 años los denunciara por grooming.

    Luego se supo que el hombre de 52 años había sido denunciado por abusar a una excuñada y el hijo por abusar de una chica de 15 años, jugadora de Argentino de Quilmes.

    Los dos prófugos fueron detenidos por personal de la DDI de Quilmes en cercanías a la terminal de ómnibus de Luján.

    La conversación del 15 de febrero es particularmente perturbadora. Omar, entrenador de las inferiores de futbol femenino de Argentino de Quilmes habla con una de sus alumnas a las 2 de la mañana, identificada como J.

    La menor tiene 13 años. “Estás más buena que comer dulce de leche con la mano”, le escribe el entrenador. La nena apenas responde con un “jaja”, como de compromiso. La situación la incomodaba.

    Algunos días después, la menor les confesó a sus padres el malestar que le generaban las charlas que tenía con su referente futbolístico. “Me manda mensajes feos”, les dijo en la tarde del jueves pasado. Cuando la madre tomó el celular y revisó el historial comenzó a llorar. Encontró, al menos, tres meses de mensajes subidos de tono, insinuaciones y un acoso constante.

    El hombre, además, le enviaba fotos de sus genitales. A raíz de la denuncia judicial y pública que hizo la familia de J, se detectaron diez presuntos casos más de nenas que sufrían de este tipo de situaciones. No sólo por parte de Omar G., sino también de su hijo Diego, que es su asistente técnico. El club en el que trabajaban decidió expulsarlos y la Justicia de Quilmes inició una investigación.

    En las últimas horas el fiscal Daniel Ichazo, de la UFI de Berazategui, decidió imputarlos por el delito de grooming que tiene una pena de hasta 4 años de prisión. Sin embargo, una madre denuncio que su hija, además de ser acosada, fue abusada sexualmente luego de un entrenamiento. Esa denuncia ya fue incorporada al expediente. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales