03 Feb. 2023 | 17:19
03 Feb. 2023 | 17:19
Descubrí qué es un banco de donación de óvulos

¿Qué es un banco de donación de óvulos?

  •   |  
  • Si querés ayudar a otras personas en su sueño de tener un hijo, conocer qué es un banco de donación de óvulos puede ayudarte.

    El gran objetivo.
    El gran objetivo.

    CIUDAD DE BUENOS AIRES (ANDigital) Si te interesa donar óvulos es esencial que sepas qué es un banco de donación de óvulos y cómo a través del mismo podés ayudar a otras personas a cumplir su sueño de tener un hijo, a la vez que ejerces un acto altruista.

    Este gesto puede ser realmente muy beneficioso para la mujer o persona que anhela concretar un embarazo, pero que por alguna razón no ha podido lograr la gestación de manera natural.

    Vale aclarar que en Argentina se cuenta con una ley de Reproducción Asistida que ampara este tipo de procedimientos. Asimismo, dicha normativa establece que no importa cuál sea la orientación de género o situación de pareja de la donante, sino que lo esencial es que ésta lleve a cabo los controles necesarios para verificar que puede someterse a la intervención.

    Para acceder a este derecho hay que acercarse a un banco de donación de óvulos. Esto es cualquier establecimiento del ámbito público o privado que cuente con un certificado del Ministerio de Salud para ejercer la práctica de reproducción asistida.

    Cómo trabaja un banco de donación de óvulos

    En este tipo de establecimientos brindan toda la información y contención necesarias para encarar un proceso que, si bien es sencillo, tiene sus características específicas a tener en cuenta. También se brindará la medicación y el acompañamiento durante todo el tiempo que dura el proceso.

    Las clínicas o instituciones que trabajan con fertilidad asistida generalmente cuentan con un banco de óvulos. Este servicio sirve tanto para personas que desean donarle la posibilidad de gestar a otra o bien si se quiere posponer durante algún tiempo la propia posibilidad de maternar.

    En el primer caso, si la mujer es receptora de óvulos puede acceder a este derecho hasta los 51 años de edad. De tratarse de óvulos propios congelados dicho procedimiento se podrá realizar hasta los 44 (aunque la edad recomendada para vitrificar ovocitos es máximo de 35).

    De igual forma, todos los datos e historial médico deben ser chequeados por personal especializado, ya que cada cuerpo es distinto y reacciona de formas particular ante los estímulos.

    ¿Qué es la vitrificación de óvulos?

    Entonces, en un banco de óvulos pueden conservarse óvulos provenientes de una donación, óvulos que tras un proceso de fertilización in vitro (FIV) no se hayan fecundado, aquellos que se deseen posponer para otra etapa de la vida o bien los obtenidos previamente a una quimio o radioterapia.

    El proceso por el cual estos ovocitos pueden ser almacenados correctamente es el de vitrificación. Esta práctica consiste en una congelación inmediatamente después de extraerse del ovario previamente intervenido para generar más óvulos y de forma simétrica. Este congelamiento a unos -196ºC impide que el agua que se encuentra dentro del óvulo se transforme en cristales de hielo y pierda su fertilidad.

    El paso previo a esto para una persona donante de óvulos consiste en realizarse pruebas de salud, tanto física como psicológica, que le ordenará el personal especializado al cual accedió una vez tomada la decisión.

    Si todo está dentro de los parámetros que se consideran normales para esta práctica, se procederá a la intervención que se trata de controlar las hormonas mandadas por la hipófisis al ovario con el fin de poder realizar este mecanismo de manera clínicamente controlada.

    Es un proceso que dura en total unos 13/14 días, dependiendo de la persona. Comienza por autoadministrarse –de manera subcutánea a la altura del abdomen– inyecciones diarias de gonadotropinas por 10 días, en los cuales la donante o la paciente que vaya a vitrificar sus óvulos debe asistir a controles donde se chequea que el crecimiento de los ovocitos no supere los 18 mm.

    Concluidos los 10 días se colocará una última inyección que es la que hará que estos folículos se liberen. Dentro de las próximas 30 horas, y no más que eso, se realiza la intervención para extraer esos folículos y así congelar los óvulos que tienen dentro ya maduros y listos para un proceso de fertilización asistida.

    Este último procedimiento consiste en una aspiración intravaginal en la cual la persona debe estar bajo sedación total. No dura más de 20 minutos y se la considera una intervención de bajo riesgo. Una vez salida del efecto de la anestesia, y si el personal médico así lo dispone, la persona podrá volver a su casa y seguir con su vida normal.

    Hoy por hoy un banco de donación de óvulos, así como las clínicas de reproducción asistida, representan un gran alivio y ayuda para concretar el sueño de personas que desean tener un embarazo o posponer la maternidad. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales