30 Nov. 2020 | 14:15
30 Nov. 2020 | 14:15
Fútbol para pocos

¿Arbitrajes corruptos?: Ex juez dice que sí

  •   |  
  • Javier Ruiz prendió el ventilador y ahora hay un manto de sospecha sobre un sinfín de cuestiones. Arbitró mucho tiempo en categorías de ascenso y sólo dos partidos en Primera. Ya había dicho que el campeonato de Boca de 2008 y los ascensos de San Martín de Tucumán y Chacaritas, en 2008 y 2009 respectivamente, estuvieron arreglados. Ahora, esgrimió las causas por las que River pelea el descenso y puso un manto de sospechas sobre Gabriel Brazenas y Pablo Lunati. Dijo que él mismo cobró coimas.
    • Escrito por ANDigital

    CAPITAL FEDERAL, Mayo 17 (ANDigital) El canal de cable C5N y el portal de noticias Infobae dieron a conocer este martes una extensa entrevista con el ex árbitro de fútbol Javier Ruiz, quien se autoproclamó como un arrepentido, al denunciar públicamente que en el referato argentino existe una inmensa corrupción, que envuelve tanto a los propios referees como a los dirigentes de los clubes, a intermediarios y a organizadores del juego y las apuestas ilegales en el país.

    Ya en 2010, Ruiz –que fue árbitro durante 18 años, mayoritariamente dirigió en el ascenso y tan sólo dos partidos en Primera División, y es padre de cuatro hijos– había denunciado que tanto los ascensos de San Martín de Tucumán (2008) como de Chacarita Juniors (2009), así como el Torneo Apertura 2008 ganado por Boca Juniors, de la mano de Carlos Ischia, estuvieron arreglados. Seis meses después, en una polémica entrevista brindada al diario Libre, aclaró que no le llegó “ni una sola carta documento”.

    “River está peleando el descenso porque los anteriores dirigentes pedían árbitros y no cumplían. Como no pagaron, se corrió la bola y los mataron. Si no pagas, son capaces de no dejarte pasar el mediocampo”, señaló respecto a la polémica generada en torno al arbitraje de Patricio Loustau en el último Superclásico de la Argentina, este domingo, en el cual no cobró seis o siete penales a favor de los millonarios, esto en palabras de Javier Castrilli.

    Además, se animó a brindar detalles sobre un supuesto arreglo que no llegó a prosperar con aquellos ex directivos del club millonario: “Estuve en medio de un negocio de un River-Boca. Un dirigente de River ofreció 80 mil dólares, pero no le creímos”, reveló.

    En uno de los casos más polémicos del fútbol argentino, en 2009, Ruiz consideró que el dinero deslumbró a Gabriel Brazenas para favorecer a Vélez Sársfield en la final frente a Huracán: “Para mí no fue un error humano. Me dijeron que había 80 lucas verdes”, opinó. En esa oportunidad, el gol del equipo a la postre campeón –de Maxi Moralez– llegó luego de una clara infracción de un delantero de El Fortín –Joaquín Larrivey– sobre el arquero del Globo –Gastón Monzón–.

    “Hay cuatro o cinco árbitros que arreglaron campeonatos durante años y ahora se preocupan por limpiarse. Pablo Lunati, en cuatro años, se puso cinco negocios. Tiene una franquicia de 100 mil dólares, una coupe BMW de 70 mil y un futuro hecho. Todavía no entiendo por qué (el mandamás de la AFA, Julio) Grondona lo banca”, disparó sobre uno de los jueces más polémicos del fútbol argentino.

    Ruiz no se declaró limpio de todo cargo en su accionar durante sus años trabajando para la AFA y confesó: “Yo no arreglaba con guita, sino con laburos. Toda la vida trabajé en empresas de comidas. Trataba de conseguir comedores de empresas para trabajadores”, sin embargo aseguró haber recibido un sobre con 10 mil dólares de parte de un intermediario del juego clandestino, quien le dijo: “Esto es para que veas que lo mío va en serio”.

    “Yo metí a un futbolista en San Martín de Tucumán. Les generé buenos contactos a ellos con árbitros y ellos metieron en su club a un jugador que era conocido mío. Y yo me quedaba con el préstamo. Con el tiempo, aprendí que esto era un gran negocio. Hay árbitros que han cobrado hasta en el entretiempo”, detalló.

    También habló de ex árbitros como Guillermo Marconi, hoy titular del SADRA, gremio al que perteneció al final de su carrera, a quien dijo conocer y no creerle nada, envolviéndolo en un gran manto de sospecha, y de ex colegas suyos que dejaron el referato siendo muy jóvenes y considerados buenos árbitros, como Javier Faraoni -quien denunció en 2009 a Aníbal Hay por sugerirle que le diera una mano a San Lorenzo de Almagro- o el sargento Daniel Giménez.

    Por último, sobre cómo se favorecen a los equipos en cuestión, reveló algunos secretos: “A un equipo de Ricardo Caruso Lombardi (actual DT de Quilmes) le cobrás pelotas paradas a favor cerca del área. Tiene generalmente buenos ejecutores y gente alta. Ojo, el entrenador capaz que ni sabe de todo esto”, concluyó e inició la polémica. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales