27 Oct. 2021 | 13:28
27 Oct. 2021 | 13:28
¿Serán recibidos por el Sumo Pontífice?

Víctimas de abusos sexuales en el Próvolo de La Plata piden audiencia con el Papa

  •   |  
  • Lo solicitaron durante una conferencia de prensa llevada a cabo este martes al mediodía, en las puertas del Instituto. Allí hicieron público su petitorio para que Francisco los reciba en Roma. Fuertes críticas al Episcopado nacional y el propio Bergoglio.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) Peter Isely es uno de los fundadores de ECA (cuyas siglas en inglés refieren a al fin de los abusos clericales) y es uno de los mayores activistas en el mundo que lucha por los derechos de las víctimas de abusos sexuales a manos de religiosos. Días atrás arribó a nuestro país y este lunes estuvo en Mendoza junto a sobrevivientes y familiares de damnificados por aberrantes actos perpetrados por sacerdotes.

    Su recorrida también incluía una visita a La Plata y este martes se reunió con Julieta Aniasco, una de las denunciantes en la causa que tuvo procesado al Padre Ricardo Giménez, hoy en libertad y con refugio en el asilo Marín, aunque se espera su incorporación al Registro Nacional de Datos Genéticos (RNDG) vinculados a delitos contra la integridad sexual.

    Sebastián Cuattromo, otro de los representantes de la lucha por la búsqueda de justicia en este tipo de casos, relató que fue abusado por un educador en un Colegio Marianista y en 2012 logró que 12 años después de su denuncia se condenase a su abusador, un docente del barrio porteño de Caballito llamado Fernando Picciochi. Ahora preside la Asociación Adultos por los Derechos de la Infancia, organización con la que recorre el país para acompañar a quienes hacen causa común.

    En este contexto se dio la conferencia de prensa que se realizó este martes en las puertas del Instituto Próvolo de La Plata, que tuvo como eje dejar en claro el pedido que las víctimas de abusos en ese lugar están haciendo ante la Santa Sede, para que el Papa Francisco los reciba en Roma.

    “Tendría que ser en Roma la reunión, porque en 6 años el Papa no ha venido nunca a su propio país. Francisco no está teniendo relación con las víctimas de Argentina. Conocimos a los damnificados de Mendoza y tienen la valentía de contar sus historias. El Vaticano tuvo y tiene la información de todo lo que sucede y sucedió con sacerdotes abusadores. Esta injusticia puede detenerse, los sobrevivientes tienen muchas preguntas para hacer y las respuestas están en el Vaticano”, señaló Isely, en inglés y con traductora de por medio para que los periodistas puedan tener un ida y vuelta.

    Según lo consignado en el sitio Bishop Accountability, pasaron por la Argentina al menos 100 curas que habrían perpetrado abusos contra menores, sumando tanto hechos que se han judicializado, como otros que no.

    En su pedido de audiencia al Sumo Pontífice realizada de modo formal vía email, los denunciantes le dijeron: “Si usted, su Santidad, no vino a nosotros, nosotros iremos hacia usted. Debe saber por parte de nosotros cómo los sacerdotes argentinos han perpetrado los abusos. Hay actos documentados y obstrucción de casos en altas jerarquías civiles y eclesiásticas. Cuando éramos pequeños los sacerdotes nos llevaron a sitios horrorosamente traumáticos. El ocultamiento de esos abusos es ese lugar al que no queremos volver; usted no quiere venir a la Argentina, pero lo vamos a ayudar a hacer lo que corresponde”, señaló Julieta Aniasco.

    A su turno, Cuattromo realizó una gravísima denuncia, al decir que “en mi largo camino de dolor y lucha logré que el Colegio Marianista se hiciera cargo de su ocultamiento. Jorge Bergoglio nunca me recibió personalmente, y el cardenal Mario Poli me dijo que avalaban al Colegio Marianista en su ocultamiento; intentaron silenciar todo con Bergoglio”, para luego expresar que “nuestra unión es un símbolo colectivo de lo que no queremos más. En estos 7 años he compartido el desafío para que el Papa se abra a recibir a las víctimas de abusos en el país, pedimos reparación y justicia porque hasta ahora no la tuvimos, ni de Francisco ni del Episcopado Argentino”.

    Con el apoyo de entidades internacionales buscarán darle peso a un planteo al que por el momento las altas autoridades eclesiásticas han decidido hacer caso omiso.

    Es importante destacar que los damnificados indicaron que el Instituto Próvolo de La Plata –con sede en la intersección de la avenida 25 y la calle 47– se ha transformado en un símbolo ya que en ese edificio se han perpetrado reiterados ataques sexuales seguidos de tormentos a niños hipoacúsicos entre los años 70 y 90. Por estos hechos hay al menos tres imputados, y uno de ellos fue aprehendido hace una semana semana en Misiones: se trata de Jorge Brítez, de 54 años de edad, quien fue arrestado luego de que la fiscal Cecilia Corfield (UFI Nº 15) requiriera su captura, avalada por el juez de Garantías Jorge Moya Panisello (Juzgado de Garantías Nº 2).

    Los otros dos procesados son Nicolás Corradi (detenido en Mendoza) y Eliseo José Primati, sobre quién pesa un pedido de captura internacional, y se cree que se encuentra refugiado en Roma. La fiscal solicitó que una vez capturado sea extraditado al país para que enfrente el proceso que se le sigue. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales