30 Nov. 2020 | 14:16
30 Nov. 2020 | 14:16
Conurbano caliente

Violenta entradera en Banfield: Un anciano fue herido de bala y dos delincuentes detenidos

  •   |  
  • Ocurrió este miércoles por la madrugada y eran cuatro los malvivientes. Primero ingresaron en una casa, amedrentaron a una familia y luego fueron a la del anciano, en el mismo barrio. Escaparon por los techos.

    El barrio sitiado por efectivos.
    El barrio sitiado por efectivos.

    LOMAS DE ZAMORA-BUENOS AIRES (ANDigital) Una violenta entradera y posterior tiroteo ocurrió este miércoles por la madrugada en la localidad de Banfield, partido de Lomas de Zamora, donde una banda de cuatro delincuentes ingresó primero en una casa, donde amedrentó a toda una familia e incluso habría amenazado con violar a una niña, y luego fueron a otra vivienda, donde se enfrentaron con un anciano, que resultó herido de bala, para finalmente huir por los techos aunque dos de ellos fueron detenidos.

    Todo comenzó apenas pasadas las 3 horas en la calle Vetere al 1200, donde los cacos ingresaron y amedrentaron al propietario de la casa, un hombre de 43 años. El tema fue que, en ese momento, su hija mantenía una comunicación por Zoom por lo que la chica que hablaba con ella se dio cuenta de la situación y alertó a su familia, que a su vez llamó a la policía y activó la alarma vecinal.

    Tras amedrentar al hombre e incluso amenazarlo con violar a su pequeña, los delincuentes huyeron por los techos y terminaron en la casa de un anciano de 81 años, en Larroque y Pasaje Montero, con quien se enfrentaron e hirieron de un disparo de arma de fuego en el antebrazo, y luego volvieron a huir.

    Dos de los cuatro chorros fueron capturados, uno de 32 y otro de 23 años de edad, y ambos poseen un frondoso prontuario delictivo en la zona sur del Conurbano bonaerense, con diferentes causas abiertas por hurto y robos: uno fue apresado en la calle y el otro estaba escondido en una casa lindera.

    Tras el hecho la Policía Bonaerense, con participación activa del Grupo Halcón, montó un operativo cerrojo en toda la zona para poder dar con los dos evadidos, pero la búsqueda hasta el momento fue infructuosa.

    El octogenario se encuentra fuera de peligro, y contó que se enfrentó a tiros con los cacos, a quienes logró repeler. Tal vez lo más llamativo sea que el hombre no quiso ser trasladado a un hospital, sino que exigió ser atendido en su propia casa.

    De acuerdo al testimonio de vecinos, la balacera fue feroz y se contaron no menos de 20 disparos en una verdadera madrugada de terror. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales