29 Nov. 2020 | 01:25
29 Nov. 2020 | 01:25
Golpe al delito

Cayó banda que robó en bares de Wilde y Lanús: Policía fue atacado en un allanamiento

  •   |  
  • Fue tras múltiples allanamientos en Avellaneda. El raid interjurisdiccional fue cometido el domingo 27 de septiembre. Los detenidos tienen 15, 16 y 18 años de edad. Tenías armas y chalecos. Pase y vea.

    Uno de los detenidos y lo allanado en su domicilio.
    Uno de los detenidos y lo allanado en su domicilio.

    AVELLANEDA-BUENOS AIRES (ANDigital) Tras múltiples allanamientos, la Policía Bonaerense desbarató la banda que el domingo 27 de septiembre pasado cometió un cinematográfico raid interjurisdiccional al robar en bares de Wilde, en Avellaneda, y de Lanús, donde amedrentaron con armas de grueso calibre a clientes que estaban sentados en las mesas exteriores, e incluso le robaron la recaudación a los comercios.

    En aquel momento el jefe de Gabinete y titular de la Seguridad en Lanús, Diego Kravetz, especuló que por sus movimientos y uso de las armas de fuego, algunos de los integrantes de la banda eran efectivos retirados o en actividad de fuerzas de seguridad, pero esa tesis se derrumbó: los detenidos tienen 15, 16 y 18 años de edad, e incluso que poseían metralletas, algo que tampoco era cierto, puesto que la misma era un kit Roni –el mismo que utilizó el ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni en un reciente allanamiento en Zárate–.

    En uno de los operativos, y cuando el personal se aprestaba a ingresar en una de las habitaciones de una de las casas allanadas, uno de los malvivientes luego detenidos corrió a atrincherarse dentro de la misma, donde luego se encontrarían las armas: intentó trabar la puerta y luego se abalanzó sobre el efectivo con un cuchillo, cortándolo en una mano, aunque se encuentra fuera de peligro.

    Al delincuente de 18 años se le secuestró una pistola Browning calibre 9 mm con 12 municiones intactas; al de 16 un kit Roni marca CAA junto a una pistola Glock calibre 40 mm con 12 municiones intactas, un cargador sin municiones y un chaleco antibalas marca Iron Dragon (quien atacó al oficial), y al de 15 una pistola calibre 380 con 2 municiones intactas.

    Sobre el primero pesa una carátula de “abuso de armas y portación ilegal de arma de guerra”; sobre el segundo, “robos calificados reiterados y portación ilegal de arma de guerra”, y sobre el de 15 “robos calificados reiterados y portación ilegal de arma de guerra”; estos dos últimos tenían en su poder llaves de encendido de vehículos de alta gama.

    Interviene en la causa el Juzgado de Garantías Nrº 10 y la UFI Nº 3 Descentralizada de Avellaneda, esta última a cargo de la fiscal Solange Cáceres. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales