29 Nov. 2020 | 01:14
29 Nov. 2020 | 01:14
Modalidad in crescendo

Detienen más falsos operarios en Morón: Hacían el “cuento del tío”, pero cobraban $ 10.000

  •   |  
  • Se trata de una operatoria similar al grupo detenido este jueves. Sin embargo, los otros “apenas” cobraban $ 4.500. Pase y vea los detalles.

    Los detenidos.
    Los detenidos.

    MORÓN-BUENOS AIRES (ANDigital) En una modalidad que parece ganar cada día más adeptos, la Policía Bonaerense desbarató a otra banda de falsos operarios que, bajo la modalidad de “cuento del tío”, simulaban reparar veredas y roturas en caños y cobraban a los vecinos la nada despreciable suma de $ 10.000.

    Se trata de cuatro hombres con la vestimenta de grafa típica de los albañiles, chalecos refractarios incluidos, de 30, 28, 40 y 17 años de edad –todos domiciliados en Moreno–, quienes tocaban timbre a distintos frentistas a quienes les exigían aquella suma de dinero con el fin de realizarle trabajos de reparación en sus veredas.

    La detención se produjo en las calles Illia y Madero, donde los vecinos se comunicaron entre sí advirtiendo de la presencia de estos operarios, hasta que uno de ellos llamó a la Policía, y por ese motivo se hicieron presentes efectivos de la Comisaría Quinta de Morón: al detenerlos, los sospechosos portaban picos, palas y herramientas de albañilería, y aseguraron trabajar para una empresa constructora que repara veredas.

    En la dependencia policial se presentó una mujer de 59 años, domiciliada en Ramos Mejía, quien relató que esos mismos sujetos aparecieron en su casa, le pidieron los $ 10.000 y que al decirles que primero trabajaran y luego les pagaba –sin salir de su casa–, estos la insultaron y se retiraron del lugar.

    En el hecho interviene la Fiscalía de Responsabilidad Juvenil Nº 2 del Departamento Judicial Morón, que absorbió el hecho por un menor participante y ratificó el procedimiento policial, secuestró las herramientas y notificó de la formación de la causa.

    Algo similar había ocurrido este jueves, cuando otros cuatro sujetos –de 18, 22, 27 y 28 años de edad– vestían el típico atuendo de grafa de la empresa AySA, y su operatoria delictiva incluía la rotura de veredas para que, cuando el vecino salía a ver qué sucedía, aseguraban haber encontrado daños en caños y tuberías y se ofrecían a repararlos, aunque eran menos onerosos: cobraban $ 4.500 por los trabajos.

    Tal vez lo más llamativo sea que estos sujetos fueron detenidos haciendo un “trabajo” en la calle García Silva al 900, justo frente a la Comisaría de la Mujer y la Familia de Morón, personal que intervino junto al de la Comisaría Primera.

    En este último hecho interviene la UFI Nº 3 del Departamento Judicial Morón, a cargo del fiscal Mario Ferrario, y se investiga si los detenidos son los mismos autores de entraderas con similar modus operandi. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales