29 Nov. 2020 | 01:58
29 Nov. 2020 | 01:58
Revueltas

Extrema tensión: Internos se amotinan en penales bonaerenses pidiendo la vuelta de las visitas

  •   |  
  • Los levantamientos se observaron a través de diversos videos en cárceles de La Plata, San Martín y Florencio Varela, entre otros. La toma es “pacífica”, según manifestaron.

    El reclamo en la Unidad Penal Nº 10 de Melchor Romero.
    El reclamo en la Unidad Penal Nº 10 de Melchor Romero.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) Un importante levantamiento de internos de diversas cárceles del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) se observó entre las últimas horas de este viernes y las primeras de este sábado, en reclamo por el levantamiento de las restricciones para el acceso de las visitas.

    En la Unidad Penal Nº 10 de Melchor Romero, en La Plata, en la 46 de San Martín, o en la 31 y 42, ambas de Florencio Varela, las tomas de pabellones y la presencia de gran cantidad de reclusos en los techos es una constante.

    El levantamiento y la protesta es “pacífica”, según informaron los propios internos, e incluye una huelga de hambre por tiempo indeterminado.

    “Y bueno acá en la 10 arriba del techo, reclamando los beneficios que nos corresponden loco, descansaron con la familia y se quisieron regalar, bueno acá estamos loco; ya está, esto no da para más. Esto es pacífico, no es para hacer quilombo, acá estamos reclamando algo justo, Unidad 10 de La Plata arriba de los techos”, manifestó uno de los presos en pleno levantamiento, mientras filmaba un video.

    En el penal de Melchor Romero hay 150 reclusos, con la particularidad de que aloja a todos que están próximos a cumplir su condena.

    Si bien la génesis del reclamo por la vuelta de las visitas –prohibidas desde la instauración del aislamiento social, preventivo y obligatorio, el 20 de marzo pasado– surgió al observar las aperturas que semana tras semana se dan en distintos rubros de la economía, el mercado laboral y la vida social, intramuros surgió la especie de supuestos contrapuntos entre las autoridades del propio SPB, el Ministerio de Justicia y la Gobernación bonaerense.

    Es que es muy difícil establecer un protocolo que se respete al máximo dadas las condiciones edilicias de los penales, ya que si bien se observaron casos de COVID-19 en distintos establecimientos, nunca hubo contagios masivos y las autoridades desean mantener esa situación con el único fin de que no haya un desborde epidemiológico.

    Justamente este viernes la Subsecretaría de Derechos Humanos bonaerense presentó el informe “Políticas de Derechos Humanos frente al conflicto carcelario en tiempos de pandemia”, que recoge el trabajo desarrollado a partir de la recepción de denuncias y la gestión de conflictos en instituciones de encierro, y que hace hincapié en el hacinamiento y la acuciante superpoblación existente.

    Según se precisó desde el organismo, el sistema penitenciario en su conjunto tiene más de 48.000 detenidos para 24.000 plazas, y las comisarías más de 5.000 para 1.300 plazas, cifras verdaderamente preocupantes.

    “Se tuvieron en cuenta para el informe 5.465 denuncias recibidas por la Subsecretaría de Derechos Humanos desde el inicio del aislamiento social preventivo y obligatorio. Además de un pormenorizado análisis se proponen soluciones para atenuar las condiciones de detención”, se detalló en el informe. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales