25 Jan. 2021 | 04:58
25 Jan. 2021 | 04:58
Muy grave

Una mujer denunció haber sido violada en una fiesta de jugadores de Vélez Sarsfield

  •   |  
  • Todo ocurrió en una casa del country Camino Real, en San Isidro. Fue entre la noche de este jueves y la madrugada de este viernes. Entre los jugadores que participaban estaban Centurión y Thiago Almada.

    Thiago Almada en primer plano; Ricardo Centurión un poco más atrás.
    Thiago Almada en primer plano; Ricardo Centurión un poco más atrás.

    SAN ISIDRO-BUENOS AIRES (ANDigital) Una mujer denunció haber sido violada en el marco de una fiesta de la que participó junto a jugadores del Club Vélez Sarsfield, y que se desarrolló este jueves por la noche en una residencia del country Camino Real, en San Isidro.

    La joven, de 28 años de edad, identificada como Micaela y residente en el barrio porteño de Villa Urquiza, relató que accedió a tener relaciones sexuales con algunas personas –entre ellas habría participado Thiago Almada–, pero que en medio de acto sexual aparecieron otras, “un hombre flaco y alto y una mujer”, como declaró, y una cuarta persona que tendría sobrepeso y prominente calvicie de apellido Acuña, a quien se apunta como el violador.

    En su declaración testimonial, la mujer sostuvo que en esa fiesta –de tinte clandestino, ya que por el contexto de pandemia de coronavirus no están permitidas ese tipo de reuniones en lugares cerrados– también se encontraba el jugador Ricardo Centurión, a quien sindica como “cómplice” puesto que “sabía lo que estaba pasando y no hizo nada para impedirlo”.

    De la fiesta también participó el delantero Juan Martín Lucero –quien alquiló la casa del lote 56 del country ubicado en Camino Morón Nº 1550–, otra de las figuras del club de Liniers.

    El Club Vélez Sarsfield tiene una política muy fuerte en políticas de género, y se trata de uno de los pioneros en la materia en la Argentina, y su protocolo estipula sancionar con el cese definitivo del contrato de un jugador involucrado en casos delictivos de este tipo.

    Micaela radicó su denuncia en la Comisaría de la Mujer de San Isidro, y la causa recayó en la UFI de Género de San Isidro, a cargo de la fiscal Laura Zyseskind. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales