24 Jan. 2021 | 09:24
24 Jan. 2021 | 09:24
En La Plata

Tras declarar más de 5 horas, el marido de Píparo dijo: “Soy incapaz de matar a alguien”

  •   |  
  • Juan Ignacio Buzali admitió haber embestido a los motociclistas con su automóvil la madrugada del 1 de enero. Dijo que “fue un accidente” y que no comprende “la calificación legal” de su causa.

    Buzali detenido en un patrullero.
    Buzali detenido en un patrullero.

    LA PLATA-BUENOS AIRES (ANDigital) Juan Ignacio Buzali, marido de Carolina Píparo, brindó declaración testimonial este sábado ante la fiscal María Eugenia Di Lorenzo por haber atropellado a dos jóvenes en moto la madrugada del viernes 1 de enero pasado y no haberlos asistido, por lo que fue detenido este viernes bajo la carátula de “doble homicidio en grado de tentativa”, respecto de lo que dijo que “no logro entender la calificación legal que me ponen”.

    Tras más de cinco horas de declaración ante la titular de la UFI Nº 17 del Departamento Judicial La Plata, el imputado subrayó: “Yo soy incapaz de matar a alguien o de intentar matar a alguien; somos una familia de bien, de trabajo”.

    Si bien Buzali, esposo de la diputada bonaerense, admitió haber embestido con su auto a los dos motociclistas, en su declaración –a la que accedió ANDigital– aseguró no lograr “entender cómo voy a querer matar a alguien si lo que quería era que llegue la policía con un operativo cerrojo y se detenga a las persona que seguimos”.

    “En todo momento nos comunicamos con el 911, tanto cuando seguimos a las motos como cuando las motos nos seguían a nosotros. Lo que pasó fue un infortunio y un accidente”, indicó el hombre de 47 años de edad.

    Buzali aseveró que su reacción fue producto del robo que sufrieron esa misma madrugada en la puerta de la casa de su padre y que e retrotrajo a él y a Píparo la situación vivida en 2010, cuando fue víctima de una salidera bancaria en la que los delincuentes le dispararon a la hoy legisladora y producto de ese disparo ella dio a luz de modo prematuro a su bebé Isidro, quien finalmente falleció a los pocos días.

    “Nosotros somos personas muy sufridas por lo que pasamos, más de lo que muchos creen”, dijo, y luego relató el momento en que se cruzaron con los motociclistas, que eran seis repartidos en tres motos y que por eso los confundieron con los malvivientes que los asaltaron: fue en la esquina de las calles 9 y 42, de la capital bonaerense, donde decidieron llamar al 911 y comenzaron a perseguirlos.

    “Yo quiero dejar acá en claro que si yo hubiese querido pisado a esas motos ahí, no hubiese esperado otro momento para pisar a alguien; jamás quise lastimar a nadie, sólo seguimos en forma prudencial esperando que un operativo cerrojo de la policía los interceptara”, recalcó.

    En ese pasaje se vivió, tal vez, la parte más contradictoria de su relato puesto que, ante una consulta de la Fiscalía, el imputado dijo que “nunca quisimos tenerlos cerca (a los motociclistas) porque teníamos miedo”; sin embargo los persiguieron durante largas cuadras hasta llegar a sentirse encerrados y observados: “Yo ahí digo 'nos matan' y Carolina me dice 'yo no quiero morir', y yo lo que hago es tratar de salir”, arrollando a una moto.

    En diálogo con la agencia Télam, la fiscal Di Lorenzo dijo que Buzali “se ubicó en el lugar del hecho” pero que la defensa sostiene que “se trató de un hecho culposo”, mientras que “para el Ministerio Público es una tentativa de homicidio”. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales