11 May. 2021 | 04:45
11 May. 2021 | 04:45
Extraño caso en Luis Guillón

Desvanecido se llevaron a un jubilado: Murió dos días después y ahora se disputan su casa

  •   |  
  • El traslado fue captado el sábado a la madrugada por una cámara de seguridad. Los vecinos reclamaron porque no sabían dónde estaba. Sus sobrinos también. El hombre tenía 86 años.

    La casa del jubilado, con custodia policial y de vecinos.
    La casa del jubilado, con custodia policial y de vecinos.

    ESTEBAN ECHEVERRÍA-BUENOS AIRES (ANDigital) Un extraño caso ocurrió en las últimas horas en Luis Guillón donde un hombre de 86 años de edad que vivía solo fue el protagonista de un brutal hecho: desvanecido, fue trasladado a una clínica por al menos tres personas porque aparentemente sufrió un ataque cardíaco y dos días después murió; sin embargo, sus vecinos y familiares reclamaron porque durante 48 horas no supieron dónde estaba.

    Claudio Flores fue trasladado a la Clínica Modelo Los Cedros, de San Justo, en el partido de La Matanza, y una cámara de seguridad de la cuadra de su vivienda ubicada en la calle Marxer al 1600, entre Maggio y Nueva Escocia, captó a esas tres personas el sábado apenas pasada la 1 de la madrugada cargando el cuerpo desvanecido de un hombre en el baúl de un auto.

    Según el testimonio de sus sobrinos –el hombre no tenía hijos–, se trató de una maniobra para deshacerse de él y usurpar su casa, mientras que del lado de las personas que lo asistieron relataron que sus familiares jamás lo acompañaron y que ahora los acusan para poder quedarse ellos con la casa.

    En este marco de situaciones extrañas, y tras la denuncia de usurpación de sus familiares, efectivos de la Policía Bonaerense fueron al lugar –ubicado en la mencionada localidad del partido de Esteban Echeverría, en el sudoeste del Conurbano bonaerense– y se entrevistaron con quien se encontraba allí: refirió que 3 años atrás le había comprado la casa a Flores y que había dejado que la ocupara hasta que acabara la pandemia.

    Y agregó que fue el propio Flores quien lo llamó el viernes por la noche porque estaba descompensado y con “dolor en el pecho”, por lo que decidió llevarlo a la clínica donde quedó internado y a la postre murió.

    Constatado el ingreso del octogenario al sanatorio, con un diagnóstico de preinfarto, se decidió no tomar ninguna determinación para con quien se encontraba en su casa hasta que no se le tomara declaración al hombre, pero eso no se pudo concretar porque finalmente murió, y ahora todo queda en un marco de sospecha.

    Un grupo de vecinos se manifestó en la puerta de la vivienda en pugna, en Marxer al 1600, protestando por la usurpación de la misma y por el supuesto aval policial y judicial para que ello ocurra.

    Una de las sobrinas del jubilado, Mabel González, refirió a El Diario Sur que “hay un abogado que le hizo firmar un poder a mi tío, así le sacó su pensión. También le hizo creer que su casa estaba hipotecada, por eso le decía que no recibía su jubilación”.

    Quien asistió al octogenario –para la familia, el usurpador– es un hombre de 45 años de edad, cuyas iniciales son AP, con domicilio en Morón, y fue quien prestó testimonio ante la fiscal Verónica Cifarelli, titular de la UFI Nº 2 Descentralizada de Esteban Echeverría, quien interviene en el hecho y que ahora deberá decidir cómo sigue esta entuerto. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales