24 Sep. 2021 | 16:07
24 Sep. 2021 | 16:07
Noche de terror

Delincuentes secuestraron a una familia, se tirotearon con la policía y fueron detenidos en Castelar

  •   |  
  • Ocurrió este martes. Los malvivientes abordaron al hombre primero y lo llevaron a la casa en su propio vehículo. Una vez dentro golpearon a todos, hasta que llegó la policía. Las imágenes.

    Tres de los delincuentes detenidos.
    Tres de los delincuentes detenidos.

    MORÓN-BUENOS AIRES (ANDigital) Un cinematográfico episodio de terror vivió una familia este martes por la noche cuando cuatro delincuentes armados los mantuvieron de rehén y los golpearon para robarles todos lo que pudieran, pero tras el arribo de la policía se tirotearon con los efectivos y todo ocurrió desde adentro de su casa en Castelar.

    El hecho comenzó cuando desconocidos cruzaron un Volkswagen Vento delante de la camioneta Jeep Compas de Gabriel López, un empresario del rubro de la carne de 55 años de edad en las calles José María Paz y Olavarría, a quien se le subieron 4 malvivientes, dos adelante y dos atrás con él en medio de estos últimos, quienes lo golpearon y lo llevaron a su vivienda de Marqués de Loreto al 1800.

    Una vez llegados al domicilio de la víctima abrieron el portón y la esposa del empresario, quien estaba dentro de la vivienda, vio a los desconocidos y comenzó a correr hacia el living de la casa, pero los delincuentes la alcanzaron, mientras que el hijo del matrimonio estaba en su pieza.

    Según informaron voceros del caso a ANDigital, un testigo del hecho llamó al 911 y pudo detallar la patente de la camioneta, por lo que rápidamente se puso en alerta al personal de la DDI Morón ya que el sábado había sucedido un hecho de similares característica con un empresario de la salud y los investigadores sospechan que se trata de la misma banda.

    Los agentes, junto a efectivos de la Comisaría Séptima y de la Policía Local de Ituzaingó, se desplazaron al domicilio del titular de la camioneta y comenzaron a observar situaciones extrañas dentro de la casa, por lo que uno de los agentes decidió cruzar el cerco perimetral y llegar hasta la puerta de acceso, donde vio lo que adentro se desarrollaba y le pegó una patada  a la puerta para abrirla.

    El efectivo dio la voz de alto y los uniformados fueron recibidos a los tiros por los asaltantes: los detectives de la DDI ingresaron por la puerta principal a la propiedad y, tras resguardar a las víctimas, a las que les pidieron que se tiraran al piso, se tirotearon con los ladrones.

     

    Al menos 10 detonaciones se escucharon según informaron las fuentes, y todos los integrantes de la familia se salvaron de milagro.

    En diálogo con los medios, López dijo estar “bien, tratando de pasar esto que fue una locura, algo cinematográfico. Nunca pensé que (me iba a pasar) lo que pasó ayer, cómo se dieron los hechos y cómo la policía entró a mi casa”.

    Agregó que una vez que lo secuestraron “hasta llegar a mi casa me golpearon y me pedían la plata. Cuando llegamos se pusieron violentos, golpearon a mi mujer y a mi hijo, a quien le apuntaron a la cabeza”, y agregó que en todo momento los delincuentes “pedían plata”.

    Por último, relató cuando llegó la policía: “En un momento tocaron el timbre, uno de ellos mira por la puerta y ve a los policías, quienes patearon la puerta y entraron. Con mi señora y mi hijo nos agachamos y quedamos en el medio del tiroteo”.

    El hecho recayó en la UFI Nº 3 del Departamento Judicial Morón, a cargo del fiscal Mario Ferrario, quien caratuló la causa como “privación ilegal de la libertad y robo”, que al momento tiene cuatro detenidos, de entre 25 y 36 años de edad. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales