21 Oct. 2021 | 02:41
21 Oct. 2021 | 02:41
Aberrante

Asesinó a un amigo tras una discusión en Talar y decidió descuartizar el cadáver: Se entregó

  •   |  
  • El hecho ocurrió cuatro días atrás, cuando la hermana de la víctima denunció su desaparición. El asesino se entregó luego de que se descubriera que su casa había sido el último destino. Los detalles.

    Abel Leonardo Barrios, la víctima.
    Abel Leonardo Barrios, la víctima.

    TIGRE-BUENOS AIRES (ANDigital) Un indescriptible hecho vio la luz en las últimas horas en la localidad de Talar de Pacheco donde un hombre confesó haber asesinado y descuartizado a un amigo que estaba desaparecido desde el sábado 9 de octubre luego de haber mantenido una pelea con él.

    Todo comenzó aquel día en el que la hermana de Abel Leonardo Barrios, el hombre asesinado de 31 años de edad, denunció su desaparición y se inició una búsqueda policial que derivó en el dato de que el último destino donde había estado era la casa de un amigo.

    Las iniciales de este sujeto son GA, de 34 años, y su vivienda está ubicada en la calle 197 al 1800 de la mencionada localidad del partido de Tigre, en la zona norte del Conurbano bonaerense.

    A partir de ello GA decidió acudir por motu proprio a la DDI Tigre y confesó todo: dijo que se había reunido con Barrios, con quien discutió y le asestó un palazo en la cabeza, que luego decidió “cortarlo a la mitad” con una motosierra y que finalmente guardó partes del cadáver desmembrado en el interior de su domicilio y se deshizo de otros.

    En ese momento la UFI Especializada en Trata y Delito Conexos, a cargo del fiscal Gonzalo Acosta, y el Juzgado de Garantías del Departamento Judicial San Isidro –que caratularon la causa como “averiguación de paradero y homicidio”–, decidieron un allanamiento de urgencia en el domicilio y allí encontraron dentro de una heladera bolsas de consorcio con partes humanas dentro.

    En la casa hallaron además un arma tipo pistola calibre 11.25, que estaba debajo de un colchón; un balde con un trapeador con manchas de sangre, y una motosierra sin la correspondiente cadena cortante, también con presuntas manchas hemáticas; dentro de un bowl se encontró una bolsa con 150 gramos de cocaína de máxima pureza, cubierta con arroz.

    Todo esto hace pensar en una reunión de consumo de estupefacientes que derivó en la pelea mortal, aunque se esperan los resultados de los análisis desarrollados por la Policía Científica en el lugar. (ANDigital)

    volver arriba

    Política

    Economía

    Gremiales

    Municipios

    Interés general

    Policiales y Judiciales